domingo, 13 de marzo de 2016

15 cosas que ver y hacer GRATIS en Berlín!

Te vas de escapada a Berlín y no quieres gastarte mucho dinero, pero tampoco quieres perderte la esencia de esta ciudad...entonces, estás de suerte! Sigue leyendo porque este post te va a interesar mucho.

Te contamos qué ver y hacer en Berlín en 2 ó 3 días sin perderte lo más auténtico, y lo mejor de todo GRATIS!!!!



1. Sesión de fotos en Puerta de Brandeburgo

No lo vas a negar, el momento turistada nos gusta a todos y no te puedes ir de Berlín sin hacerte una foto junto a la Puerta de Brandeburgo, considerada no sólo uno de los símbolos más importantes de la ciudad sino también de Alemania.

La Puerta de Brandeburgo la habrás visto en un montón de folletos que anuncian la ciudad de Berlín y en un montón de postales, y es que ésta fue la antigua entrada a la ciudad. Como dato curioso, cuando se construyó el Muro de Berlín, este monumento quedó en tierra de nadie, y cuando cayó fue el centro de conmemoraciones. Hoy en día está en un sitio muy céntrico de la ciudad, en la misma Pariser Platz, al final de la gran avenida Unter den Linden y principio del parque Tiergaten, y junto algunas de las principales atracciones que os mostramos en este post como el Monumento de los Judíos o el Parlamento alemán. Sin duda un buen sitio para comenzar tu ruta turística por la ciudad, y un punto de encuentro muy popular en esta ciudad. 



2. Perder tus pasos entre el Monumento del Holocausto


El Monumento en memoria a los judíos asesinados en Europa, o también conocido como Monumento del Holocausto es otra de las cosas que no te puedes perder, y que además es gratuito. Muy cerca de la Puerta de Brandeburgo encontrarás una enorme explanada llena de bloques de hormigón, a las que llaman estelas, que van de forma ascendente y descendente creando una especie de laberinto frío y confuso. 

Como todo en Berlín, no es lo que es sino lo que provoca...


Bajo este Memorial hay un punto de información subterráneo, en la que hay una exposición en la que se cuenta el horror del holocausto con testimonios, nombres y fotografías. La exposición es también gratuita, pero hay que tener en cuenta que los lunes está cerrado.


3. Documentarse en el antiguo centro de la GESTAPO 

El antiguo centro donde operaba la GESTAPO y el cuartel general de la SS se ha convertido hoy en un centro de documentación, llamado Topografía del Terror, que bien merece la pena visitarse si quieres conocer parte de la historia de este país. Un paseo a través de fotografías que muestran el horror que se vivió durante el nazismo, los rostros de los culpables, y los largos e infernales interrogatorios y torturas que sufrió la gente. También cuenta con una biblioteca y varias salas de eventos, en una de las cuales es posible ver también un documental explicativo en español. Frente a este centro han conseguido mantener levantado un trozo de muro que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1990. La visita es totalmente gratuita.




4. Visita al Reichstag

El edificio del Reichstag es la sede del actual Parlamento alemán, y en él se combina lo clásico con lo moderno. Mientras que por fuera mantiene su arquitectura clásica y señorial, por dentro es todo modernidad. Lo que más llama la atención es su impresionante cúpula de cristal, diseñada por Norman Foster, y situada justo encima de la sala de plenos. El hecho de que sea de cristal tiene una razón y era querer mostrar la transparencia en el sistema democrático alemán. Desde arriba cualquiera puede seguir las reuniones que se llevan allí.



Una vez dentro, se accede en ascensor hasta una terraza mirador desde donde se ve la ciudad, y de allí por una rampa en forma de espiral nos lleva hasta el punto más alto de la cúpula. Las vistas desde el mirador son muy buenas, quizás haya otros mejores en la ciudad como la torre de la TV que es el punto más alto de la ciudad, la catedral o incluso la Columna de la Victoria, pero estas vistas tienen algo muy bueno que las otras no tienen, y es que es gratuita!

El Reichstag se puede visitar de manera gratuita y con audioguía en español incluída, pero es necesario hacer la reserva con antelación en la página Bundestag. Es importante ir con tiempo, a pesar de llevar la reserva, ya que hacen un exhaustivo registro antes de entrar.


Nosotros reservamos para las 17.30, pensando que llegando para el atardecer la veríamos aún de día y de noche. Error! Al ser invierno, allí oscurece muy pronto. Las vistas personalmente siempre me gustan más de noche cuando la ciudad está iluminada, pero la audioguía te va explicando muchas de estos sitios que se ven desde allí. Por suerte, como no era nuestro primer día enseguida pudimos ir ubicando muchos de los sitios que ya habíamos visitado.


5. Un MUST en Berlín: El East Side Gallery

Arte al aire libre sobre un muro histórico. Nada menos que 1,3 km de pinturas que lo convierten en "la mayor galería al aire libre del mundo". Esta es una de las visitas más reclamadas en todo viaje a Berlín. El muro de la vergüenza, gris y frío, fue cubierto por pinturas de artistas de todo el mundo que intentaban expresar ese cambio y la esperanza hacia un mundo mejor y más unido. Algunas pinturas son muy conocidas como el beso entre el jefe del estado de la Unión Soviética y del ex-líder de la RDA, o el famoso coche (trabi) atravesando la pared, o las caras simples y coloridas de Noir, que se han convertido en un icono más de Berlín.

Noir fue el primero en llenar clandestinamente el muro de pinturas. Vivía muy cerca del muro, y sentía que aquel gris necesitaba llenarse de color, como él lo define "era aburrido". Comenzó a pensar en algo sencillo que le diera tiempo a pintar rápidamente sin que fuera pillado, ya que por aquel entonces se jugaba el tipo, pues todo aquel que realizara actividades sospechosas en el muro podría ser disparado. Y aquí el resultado...


Lo malo de la visita al East Side Gallery es que nunca sabes en que estado te puedes encontrar el muro y sus pinturas. El por qué está claro, el ser humano siempre ha de dejar su huella, y parece que si uno no deja su firma o su muestra de que ha estado allí no se queda tranquilo. El resultado murales totalmente manchados y estropeados por el vandalismo. Nosotros tuvimos "suerte" porque nos coincidió justo en su fase de limpieza así que la mayoría de ellos estaban limpios, pero por otro lado esto nos dejaba un montón de molestas vallas frente a ellos...


6. Dejarse sorprender por el street art

Si te gusta el street art definitivamente ésta es tú ciudad, y si nunca te habías parado a valorarlo, quizás Berlín consiga despertar en ti tus intereses artísticos más profundos. Solo hay que dejarse llevar por los distintos barrios de la capital europea del street art para sorprenderse a cada esquina, pueden ser fachadas, puertas, esculturas o lo que sea... Haz tu propio tour y descubre un Berlín alternativo!



7. Conocer la Isla de los Museos

La Isla de los Museos, formada por los afluentes del río Spree, concentra los cinco museos más importantes de esta ciudad, considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Desgraciadamente te diré que estos museos no son gratuitos, así que como tip viajero si estás interesado en ellos, te convendría sacarte la Berlin Welcome Card o la Museum Pass Berlin para obtener descuentos y ahorrarse bastante dinero. Entonces, si no es gratuito ¿por qué lo incluyo? pues porque ya solo por el valor arquitectónico de esta zona, merece la pena pasearse por allí.





8. Emocionarte en el Palacio de la Lágrimas


Junto a la estación de trenes de Friedrichstrasse se encuentra el antiguo pabellón que servía como puesto fronterizo para la estación. Éste era el último punto antes de pasar del Berlín Este al Oeste. Debido a las despedidas y a los momentos amargos allí vividos, hoy en día es conocido como el Palacio de las Lágrimas. Documentos, enseres, fotografías, cartas, relatos, y entrevistas de toda aquella gente que deseaba cruzar la frontera para reencontrarse con sus seres queridos, o simplemente tener la oportunidad de escapar de allí. La visita es gratuita e incluye una audioguía en español.
He de decir que fuimos gracias a la recomendación hecha de Viajar Code Verónica en su blog, y aunque no teníamos muy claro si con lo pocos días que íbamos nos daría tiempo, hubiera sido un gran error no hacerlo, porque ahora puedo decir que fue una de las mejores visitas que hicimos en la ciudad.

Los relatos y el mismo sitio que aún mantiene algunas de esas cabinas por las que tenían que pasar para que les dieran el visto bueno, hace que te acabes trasladando aquella época, casi siendo tú el protagonista de cada historia, hasta el punto de emocionarte. Muy recomendable!


9. De platz en platz y tiro porque me toca

Si algo tiene Berlín son plazas, y a cuál de ellas más importante. Por empezar por la más grande y una de las más famosas podríamos mencionar Alexanderplatz, que se convirtió en el centro del Berlín de la Edad Media, y después en el lugar donde se sucedían las protestas que llevaron la caída del Muro de Berlín. Hoy en día en una zona muy transitada, con mucho ambiente, y donde se encuentra toda la zona comercial. 


Alexanderplatz

Justo en el lado contrario está la importante Potsdamer Platz, situada en un punto clave en la ciudad en la que antiguamente llegó a ser la plaza con más tráfico de toda Europa, y en la que se instaló el primer semáforo eléctrico que aún hoy se puede ver. Esta es una zona con edificios bastante modernos y donde se encuentra ubicada la famosa carpa Sony que se ilumina cada noche.

Otras plazas también emblemáticas y que no pueden faltar en nuestra visita a Berlín son la Bebelplatz por su importancia histórica, ya que fue el lugar de la Quema de Libros que tuvo lugar el 10 de mayo de 1933, la Gendermenmarkt, contruida en el s.XII y que con sus dos iglesias gemelas está considerada como una de las más bonitas de Berlín; y la misma Pariser Platz que hemos mencionado al principio del post, situada frente a la Puerta de Brandeburgo.

Será por plazas, ¿y tú con cuál te quedas?


Gendermenmarkt



10. Trasladarte a la época medieval en el barrio de San Nicolás

Si quieres ver una zona completamente diferente en Berlín, entonces tendrás que ir hasta el barrio San Nicolás, que te trasladará a otra época. Un pequeño barrio a orillas del río Spree y muy próximo a Alexanderplatz, que se vio totalmente destruido tras la Segunda Guerra Mundial y que fue reconstruido entre 1981 y 1986 intentando reproducir en lo posible la arquitectura del s.XIII y XIX. Destaca en esta zona la iglesia san Nicolás, la más antigua de la ciudad, y la estatua de San jorge y el dragón. El barrio está lleno de pequeños mesones y tiendas, en los que el precio es algo más elevado que en otros sitios de la ciudad, pero merece la pena darse un paseo por lo que fue la cuna del antiguo Berlín.


11. Ver la iglesia Memorial a Kaiser- Wilhelm


Situado hacia el oeste de la ciudad, muy cerca del zoo, se encuentra la "iglesia rota", como algunos la llaman. Tras la Segunda Guerra Mundial, esta iglesia quedó seriamente dañada y aunque pensaron en derruirla, finalmente decidieron mantenerla en pie en recuerdo a los horrores de la guerra. Junto a ella se ha construido otra capilla moderna, bastante austera, fría, y fea pero que sin embargo cuando entras la sensación es distinta, y la hace diferente y especial por la luz que entra a través de todos esos cuadraditos azules de vidriera que no se apreciaban bien desde fuera.



12. Visita al Campo de concentración de Sachsenhausen

Si tu escapada se extiende más de 2 ó 3 días quizás te pueda interesar también esta visita casi gratuita en los alrededores de Berlin, y digo "casi" porque lo único que tendrás que pagar será el transporte (un billete ABC) para llegar allí. El campo de concentración de Sachsenhausen  se encuentra a 35km al norte de Berlín. Este es otro de los sitios de los que ellos consideran que deben ser accesibles a todo el mundo, porque es importante que se conozca la historia. Desde 1936 hasta 1945 miles de prisioneros murieron aquí bajo el régimen nazi.


13. Cruzar el paso fronterizo más conocido : El Checkpoint Charlie

El Checkpoint Charlie fue uno de los puntos fronterizos más importantes para pasar del Berlín Oeste al Berlín Este. Una vez que se construyó el muro, este fue uno de los pocos puntos que quedaron. Hoy en día es una zona muy turística, en la que encontraréis unos militares simulando el paso de antes. La turistada llega a tal punto que si te quieres fotografiar con ellos has de pagar, e incluso también te pueden sellar el pasaporte como que has atravesado la frontera. Junto al paso, una réplica de un cartel de aquella época nos recuerda que estamos abandonando el sector americano.
En esta zona hay una exposición gratuita al aire libre con fotografías sobre momentos importantes que se sucedieron en este paso fronterizo.



14. Ir de picnic o pasear por el Tiergarten

"Tiergarten" significa jardín de los animales, y es que este lugar de Berlín era una zona de caza. Hoy en día, es el principal parque de la ciudad, convertido en el "pulmón verde" de Berlín como puede serlo el mismo Central Park de Nueva York. Se encuentra en el mismo centro, muy cerca de la puerta de Brandeburgo. Nosotros fuimos en invierno, así que no es cuando más bonito está, pero puede ser un buen lugar para pasear, hacer un picnic o incluso darte un paseo en bicicleta.


15 . Tours gratuitos en español

Y si todo esto os parecía poco, y queréis más información de todos aquellos sitios que visitéis, también existen tours gratuitos por la ciudad, y encima en español! Sí, has leído bien, hay varios tours gratuitos, unos que pasan por los sitios más emblemáticos de la ciudad como la Puerta de Brandeburgo, el Monumento a los Judíos Asesinados, el antiguo emplazamiento del búnker donde murió Hitler, la Bebelplatz... y así hasta llegar hasta la Isla de los Museos, hay otro que pasea por la zona del East Side Gallery y otro por el barrio judío. Solo tenéis que dirigiros al punto de encuentro. En principio no es necesario reservar, aunque suelen recomendarlo para asegurarte que haya grupo o que tengas plaza en uno. Hay muchas empresas diferentes que veréis ofertadas en cuánto lleguéis, aquí os dejo una Free Tours. Generalmente casi todos salen desde algún punto cercano de la puerta del Brandebourg, bien el Starbucks Cafe o  donde hay un edificio de cristal llamado Akad. Atentos a ese paraguas verde que dice "tours en español"! Al final del tour, el que quiera puede dejar una propina si lo considera oportuno. 



¿Qué te parece los planes que te hemos propuesto? 
Si has estado en esta ciudad y conoces otras cosas que hacer gratis en Berlín, anímate a compartirlos con nosotros y así ampliaremos la lista.



Artículos relacionados con este viaje:
2º 15 cosas que ver y hacer GRATIS en Berlín!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...