Cerdeña

Una escapada muy esperada y de la que tenía muchas ganas: Cerdeña

Unas pequeñas vacaciones antes de lo que van a ser las verdaderas VACACIONES con mayúsculas siempre vienen bien ;)))
Recta final del curso, cansada y con ganas de mucha playita...(seguro, que eso no me pasa si fuera Agosto...)
Queríamos un sitio para relajarnos y tostarnos, y decidimos que los días de hogueras de Alicante serían perfectos para esta escapada, pues Cerdeña es un sitio relativamente pequeño que no estaría abarrotado para estas fechas y el calor tampoco sería asfixiante.


Siempre habíamos tenido el concepto de Cerdeña como un destino caro, pero realmente no me pareció mucho más que lo que puedan ser unas vacaciones en el Mediterráneo.
Desde hace varios años Ryanair tiene ofertas muy buenas con vuelos directos Girona - Alghero por 60 o 70 euros i/v. Lo bueno y malo de estos vuelos son los horarios...me explicaré...
El vuelo de ida salía a las 22.45!!! un poquito tarde... pero en nuestro caso, nos venía genial porque aunque ese vuelo supone hacer una noche más allí, con los pocos días que íbamos nos compensaba, porque aprovecharíamos las vacaciones desde el primer día, y además que siendo a esas horas y viajando desde Alicante nos daría tiempo a coger el vuelo saliendo después de trabajar. Lo malo, que cuando llegas no hay ningún autobús que te lleve al centro con lo cuál sólo queda la opción de taxi, para lo que recomiendo ser un poco más listos que nosotros e intentar encontrar a alguien para compartir, sino te saldrá casi como el billete de ida  hasta allí, increíble!!! 30 euracos que nos clavaron!!!
A que ahora ya no es tan barato el billete???? :-S
El vuelo de vuelta lo teníamos a las 22.00, con lo cuál también podíamos aprovechar bien todo el último día en la isla, pero lo malo es que, o haces noche en Girona a la vuelta o como en nuestro caso, te tocaba viajar toda la noche porque al día siguiente había que currar, y el viaje se hace bastante pesado a esas horas de la noche ...:-S

Destino desde el que partiríamos nuestra ruta para los 4 días en la isla de Cerdeña : Alghero, donde pasaríamos las dos primeras noches.


21 de Junio 2012

Alghero, la Barceloneta de Cerdeña :

Cuando uno llega a Alghero no se da cuenta realmente de que está en una isla  italiana,y es que la influencia Mediterránea está muy presente en esta ciudad que fue invadida por los catalanes en el siglo XIV, es tal su presencia, que una gran parte de la  población de  Alghero habla catalán, y así pudimos comprobarlo a nuestra  llegada, cuando el taxista que nos llevó al  hotel la noche anterior se dirigía a nosotros en catalán.

Teníamos todo el día para visitar Alghero y sus alrededores, así que por la mañana tras recoger nuestro coche de alquiler, algo imprescindible si quieres moverte por la isla, y aprovechando que el calor es más llevadero por la mañana, decidimos acercarnos hasta Capo Caccia y la Gruta de Neptuno.
Hay barcos que salen desde el mismo puerto de Alghero hasta la entrada a la Gruta, pero nosotros preferimos acercarnos en coche hasta Capo Caccia, que se encontraba a escasa media hora de la ciudad, y hacer una pequeña excursión hasta la Gruta de Neptuno.
                                 

Una vez allí, para ir hasta la gruta de Neptuno hay una escalinata de 654 escalones!!! que va bordeando toda la costa y que de bajada hasta la entrada se llevan bien pero la subidaaaa..... En cualquier caso, repetiría esta opción, los acantilados y las vistas del mar son preciosas.

En cuanto la Gruta de Neptuno, es una gran cueva llena de estalactitas y estalagmitas, en las que quizá su encanto se ve un poco mermado por la cantidad de gente que había, pues parte del circuito hubo que hacerlo en fila india, marcando el ritmo los grupos de gente que llegaban en  barcos y grupos organizados.


Tomamos de nuevo el camino de retorno, escalones y escalones y más escalones... hasta que por fín, sedientos y acalorados, alcanzamos el parking donde habíamos dejado el coche, y allí en un pequeño chiringuito, en lo alto de otra pequeña escalera!!! visualizamos nuestra cervecita fría y bien merecida.
Un sitio agradable donde tomarse algo con unas vistas inmejorables...



De vuelta a la ciudad de Alghero queríamos parar para disfrutar y relajarnos en alguna de las playas de aguas cristalinas y azul intenso de aquella zona:
Muy cerquita de Capo Caccia estaba Cala Dragunara, la cual vimos desde el coche entre curva y curva.Una minúscula cala que , a pesar de su  increíble enclave, es difícil que no se vea llena de gente con  sombrillas y tumbonas de alquiler.

Seguimos avanzando y a escasos 2kms de Fertilia se encuentra una de las más famosas playas de esta zona, Playa Bombarde, de agua cristalina que entre deja ver su fondo rocoso; pero nuestras ganas de playa y de un baño refrescante se vieron apagadas por unas pequeñas intrusas y molestas medusas... pero si estaba todo lleno!!! No sabíamos ni dónde poner los pies!!! Ya que esta playa tiene una zona de acantilados y rocas, decidimos acampar allí, para al menos tomarnos unos pequeños bocadillos que llevábamos, y después decidimos irnos, pues sin baño y con calor, la estancia se hacia un poquito insufrible...
No quisimos dejar en nuestro empeño el poder disfrutar de la aguas cristalinas de alguna de las playas de Alghero, y aunque teníamos nuestras dudas de que pudiéramos encontrarnos nuestras enemigas las medusas, hicimos una última parada ya muy próximos a la ciudad de Alghero, en la Playa María Pia, una playa larga, de arena fina y blanca, a la que se accede a través de un bosque de pinos.Para nuestra suerte también había medusas aunque no tantas. La playa en mi opinión, valía más la pena que La Bombarde, y aprovechando que había un chiringuito apaciguamos nuestro calor con algún helado y bebida refrescante, ya que el baño lo tuvimos que dejar para la piscina del hotel...

Tras un descanso refrescante en nuestro hotel, salimos a patear las calles de Alghero.


Esta pequeña ciudad tiene un gran encanto que cada vez atrae a más turistas.Destaca su aire mediterráneo, su gran puerto y su ciudadela, que te lleva a la época del medievo con sus calles empedradas, estrechas e irregulares, sus grandes torreones, de origen catalán, sus bastiones y murallas, que les protegían a los sardeños de ese mar mediterráneo por el que entraban sus invasores.

Los amantes de la arquitectura encontrarán en esta pequeña ciudad medieval numerosos edificios de interés que visitar: catedrales, iglesias, antiguos palacios de nobles o torres que reflejan ese patrimonio histórico-cultural que han dejado a su paso los genoveses y la Corona aragonesa-catalana bajo la cual estuvo sometida durante años. Por mencionar algunos de los edificios principales: La Catedral de Santa Maria, la iglesia de San Miguel, o la Torre de Porta Terra que era la puerta de entrada principal a la ciudad.



Nosotros, en nuestra breve estancia, no dedicamos mucho tiempo al tema cultural. Simplemente nos dejamos perder por su laberinto de callejuelas llenos de tiendas donde poder comprar alguna pieza de artesanía elaborada con el famoso coral rojo, que ya se ha convertido en símbolo de la ciudad y que se puede apreciar en el escudo de Alghero; y disfrutar de la puesta de sol desde el paseo que hay en lo alto de la zona amurallada. Las numerosas terracitas empiezan a cobrar vida, e invitan al paseante a sentarse a tomar algo y dejarse llevar por el precioso atardecer.


Y así nos despedimos de Alghero, hasta el último día que regresaríamos para coger nuestro vuelo de vuelta...



22 de Junio de 2012

Hoy partíamos a Costa Esmeralda, donde pasaríamos las siguientes dos noches.
El viaje desde Alghero hasta Costa Esmeralda no es muy largo, así que por la mañana decidimos hacer una escapada al norte de la isla, hasta Stintino.                          
El viaje no lleva más de una hora y considero una excursión imprescindible si se está alojado en Alghero, sobretodo si se quiere pasar el día en una de las playas más espectaculares de toda Cerdeña, la Playa de la Pelosa, situada frente a las isla de Piana y la isla de Asinara.
Su icono, que da nombre a esta playa, es una torre del seiscientos, a la que algunos visitantes se animan a llegar nadando. Sorprende su arena blanca y fina, y su agua tan cristalina y tranquila, que parece una inmensa piscina.

Una playa que nada tiene que envidiar a ninguna del Caribe, pero nada como unas fotos para que el lugar enamore...



Como recomendación para los que deseen disfrutar de esta maravillosa playa, ir temprano ya que se llena enseguida y luego es difícil encontrar un sitio donde colocar la toallla  ;)


Después de disfrutar casi hasta medio día de La Pelosa, tocaba ponerse en marcha hacia Costa Esmeralda, uno de los lugares más turísticos de Cerdeña. Existen dos opciones para llegar hasta allí, tanto si se parte desde Alghero, o como nosotros desde Stintino :

- Ruta panorámica por la costa (Porto Torres -Castelsardo -Santa Teresa de Gallura -Olbia).
  Esta es el trayecto más largo, pueda llevar unas 3h. y media y sin paradas.
- Ruta por el interior (Sassari-Oschiri -Olbia).
  Este trayecto es el más corto, aproximadamente 1h.30.

Nosotros decidimos este último, más que nada por la hora que era ya, pero como habíamos oído que Porto Torres tenía una gran encanto y nos venia de paso haciendo el recorrido desde Stintino, decidimos parar aquí para comer. Sinceramente... no nos llamó mucho la atención, una localidad con una gran zona portuaria de la que parte y llegan pasajeros de Italia y Europa.

Por fin, llegamos al Camping Village Golfo di Arzachena donde nos alojaríamos las dos siguientes noches. Para aquellos que no busquen demasiados lujos y comodidades, este alojamiento es bastante asequible. El camping cuenta con unas "villas", como ellos las llaman, que consisten en unos pequeños estudios bastante básicos. La noche puede salir por algo menos de 30 euros por persona.
En esta zona de Cerdeña, es bastante recomendable reservar con tiempo, porque se llena enseguida y sobretodo si se quiere encontrar un buen precio, pues es quizás la zona más cara de toda la isla.
Sus dos poblaciones más chics son Porto Cervo y Porto Rotondo, construidas en los 60 para la gente de gran jetset. Ambas estaban relativamente cerca de donde nos encontrábamos, a unos 20 min. en coche, así que decidimos ir hasta Porto Cervo para dar una vuelta y ver la posibilidad de cenar  por alli...sin que fuera necesario empeñar ningún riñón...

Porto Cervo es un pequeño pueblo con puerto deportivo, muy tranquilo, quizás demasiado...a penas vimos gente, no sé si por la hora o por qué..., con grandes chalets y hoteles con playa privada.
Al final encontramos un bonito y "asequible" sitio donde cenar y yo aproveché para probar uno de los típicos platos de Cerdeña, pasta con bogavante, y allí que me colocaron un pedazo babero para que no me manchara... ;-) La cena fue acompañada del famoso pan de carasau, unas tortas de pan finas y crujientes hechas al horno de leña.
  
23 de Junio del 2012

¿Por qué Costa Esmeralda? Porque si te gusta el sol y quieres disfrutar de playa, probablemente este sea el mejor sitio de la isla. Podrás explorar cada día un montón de playas y calas, de aguas cristalinas y azul turquesa. 
Aquí es difícil decantarse por unas o por otras, pero lo que es seguro que difícilmente te defraudarán. Teníamos a penas dos escasos días para explorar esta zona, pero pensamos dejar las playas de aquella zona para el último día. Hoy, lo dedicaríamos a una excursión, que considero imprescindible si uno se aloja en esta zona : El archipiélago de Isla Magdalena, situado en el noreste de Cerdeña, relativamente cerca de donde estábamos y con fácil acceso desde Palau.

Palau se encontraba a unos 20 min. en coche desde dónde nos alojábamos. Desde allí salen ferries y barcos a las islas del Archipiélago de la Magdalena, considerado como uno de los grandes Parques Naturales con los que cuenta la isla. Hay dos posibles excursiones:

1) Ir en un ferry que sale con bastante frecuencia, cada 15 min., dirección Isla Magdalena. Esta es la  isla más grande y la única que cuenta con una pequeño pueblo, y está conectada por un puente a Isla Capri.
Si se lleva el coche en el ferry se pueden explorar las dos islas perfectamente en el día. El recorrido hasta allí es bastante corto, no más de 20 minutos.

2) Minicrucero por el archipiélago, explorando sobretodo las pequeñas islas vírgenes de la parte occidental : Spargi, Budelli, Razolli y Santa María. Esta excursión lleva gran parte del día, pues son 5 horas. Hay mucha oferta, variantes de recorridos y tipos de barco ( veleros, catamaranes...) y por tanto, el precio puede variar, pero suele estar entre los 30 y 40 euros, con comida incluída. Suelen se a primera hora de la mañana, entre 10.15 y 11.30

A nuestra llegada a Palau, buscando el puerto, estos italianos casi sin dejarnos preguntar o haciéndose los que no entendían, se empeñaban en mandarnos subir con nuestro coche al ferry, cuando lo que queríamos era información sobre mini-cruceros y ver las opciones que teníamos...

Finalmente nos decidimos esta segunda opción, pues nos apetecía lo de día sin coche, y relax en playas vírgenes y no turísticas. Todo un acierto!!! En la primera parte del viaje pudimos ver algunos pedazos chalets por la costa, que se medio escondían entre la vegetación.Muchos con su pequeño mini-puerto embarcadero privado u otras que tenían su
pequeña playa privada! ... vamos que qué dura es la vida de ser tan rico...

Seguimos avanzando y ya próximos a nuestra primera parada un grupo de rocas parece esconder la silueta de la bota italiana, efecto de la naturaleza o del ser humano???
Y aquí está nuestra primera playita para nosotros, además eramos sólo tres parejas, así que a pesar de lo pequeña que era, no la llenábamos ; ) Playa de arena fina y agua cristalina. Intentamos explorar un poco aquella zona, pero en cuánto la menda se pusó a subir por la duna, salió una señorita de entre la nada para llamarme la atención por ser zona protegida..oooppppss!!!


Así que nos conformamos con el remojo...


... y con tostarnos como las lagartijas...



Después de un ratito seguimos surcando los mares azules de Cerdeña, el color del agua  y los paisajes son increíbles.No muy lejos de allí, nos llevaron  a una zona que ellos llaman "la piscina", por la tranquilidad y claridad de sus aguas para darnos un baño mientras se preparaba la comida. Yo aproveché a darme un chapuzón con las gafas a ver si veía algunos pececillos, pero la verdad, a pesar de lo clara y limpia que estaba el agua poco cosa había. No aguanté mucho el remojo porque aunque parezca mentira, siendo el Mediterráneo el agua estaba que cortaba, vamos que cada vez que sumergía la cabeza en el agua, las ideas se me quedaban congeladas!!



Nuestra última parada también fue en otra playa de capricho, tanto que alguien muy afortunado ha conseguido el permiso de construir allí su casita, menos más que al menos comparte...


Y así fue transcurriendo el día, y para cuando quisimos darnos cuenta ya eran las 4.30, hora en la que llegábamos de nuevo a Palau.
Ahora que estoy escribiendo la entrada a posteriori puedo decir que esto fue lo mejor del viaje, relax  y desconexión total, en un entorno inmejorable y con la mejor compañía del mundo mundial!!! :-)


Aún quedaba bastante día, así que en nuestro camino de vuelta a casa decidimos desviarnos un poco y acercarnos a ver Baja Sardinia, situado a tan sólo 5 kms de Porto Cervo donde habíamos estado el día anterior cenando. Este pueblo turístico mantiene el glamour de esta zona, aunque sin puerto y sin precios tan abusivos. Hoteles y restaurantes se sitúan alrededor de la piazzetta, una gran plaza frente a la playa. Es bonito andar por el paseo que bordea la playa y que llega a través de un camino de tierra que encontramos por detrás de un hotel hasta una zona de rocas y  acantilados, donde se escondía otra pequeña cala, probablemente privada para el hotel... A la hora que era ya no había nadie, así que allí nos quedamos disfrutando del atardecer.
Las rocas, debido a la erosión del agua, parecían esculturas esculpidas que llamaban la atención, y me recordaron un poco a las Remarkable Rocks de Kangaroo Island. Parece ser que desde Santa Teresa de Gallura, al norte de Costa Esmeralda, no muy lejos de dónde habíamos estado por la mañana, se puede hacer una bonita excursión hasta Capo Testa donde se puede ver este tipo curioso de formaciones rocosas.


23 de Junio 2012

Último día en la isla... pero aún teníamos todo el día por delante ;-)
Era temprano, así que antes de que el calor fuera demasiado agobiante nos dimos una vuelta por Porto Rotondo, otro de los puertos chics de moda de esta zona, lleno de boutiques de moda dónde comprar y nosotros dónde mirar :-)
Ya era hora de ir escogiendo que playa de Costa Esmeralda queríamos que nos sorprendiera y dejándonos llevar por algunas recomendaciones nos fuimos hasta Playa Príncipe, y fue todo un acierto, aunque estoy prácticamente segura, como comenté antes, que sería difícil que alguna nos defraudara. Llegamos a una especie de parkin de tierra, donde nos cobraron a la salida, y desde donde aparcamos el coche la playa se divisaba a lo lejos, pero un estrecho camino entre vegetación te llevaba a descubrir en pocos minutos otra maravillosa playa de Cerdeña.


La verdad es que mereció la pena ir, pero ir hasta esta playa supuso que tuviéramos que desviarnos desde Porto Rotondo en dirección contraria de la que queríamos, pues nuestra idea era, sino se hacia muy tarde, avanzar hasta el Golfo Orosei donde también hablaban muy bien de esta zona.Creo que hicimos demasiados planes para este último día, y como dicen que "el que mucho abarca poco aprieta" decidimos ver menos y disfrutar más de cada sitio que conociéramos.


Ya era medio día y decidimos partir hacia Alghero pues aún nos quedaba una buena tirada...no es que el camino fuera muy largo, pero la conducción se hace pesada, porque había tramos de carretera, en el que no se podía correr mucho y además hay que ir con precaución porque estos italianinis al volante son un peligro, sobretodo en los adelantamientos sin arcén y cuando viene otro por el carril contrario...mucha tela!
Otro de nuestros planes habría sido ir visitar Bosa antes de llegar Alghero, un pequeño pueblo pequero con encanto a tan sólo 45 min. al sur de Alghero, pero ya eran las 5 y aunque teníamos tiempo hasta las 8:30 que teníamos que devolver el coche, pensamos que todo sería muy apretado, así que... directamente hacia nuestro destino final.
Volvimos a dar una vuelta por Alghero, y he de reconocer que la espera se unos hizo un poco larga, nos dio tiempo a patear y repatear las mismas calles del primer día, a que nos pusieran una multa en la zona azul, la cual pensamos que por ser domingo no se pagaba y casi que un poco irónico... si nos despistamos un poco más nos toca pagar un día más el coche. Resulta que apurando el tiempo fuimos a echar gasolina justo a la salida del pueblo antes de irnos para el aeropuerto pero ...dios mio!!! que cola para echar gasolina!!! así que pensamos..." bueno ya pillaremos otra por el camino"...ERROR!!!! ERROR!!! no divisamos ninguna, y llegando al aeropuerto toco dar la vuelta...y ahora comenzaba el problema porque se nos hacia tarde...la cola ahora era más pequeña aunque tuvimos que esperar pero cuando llegó nuestro turno resultó que al ser festivo no había nadie quién te repusiera y teníamos que utilizar la tarjeta de crédito y al introducir el pin no iba..SOS!!! menos mal que llevábamos algo suelto y pudimos pagar a otro conductor que introdujo su tarjeta...buffff!!! Y ahora corriendo al aeropuerto, pues si llegábamos con más de media hora de retraso nos podían exigir un día más!!! Con lo relajaditas que habían sido las vacaciones y en el último momento antes de volver a la cruda realidad...stress total!!! jajjaja...bueno, finalmente llegamos, eso si con la hora pegadísima al culo, ni un minuto nos sobró...



Como conclusión, el viaje me encantó y los días fueron los justos, quizás más nos hubiéramos cansado de hacer lo mismo, al menos en nuestro caso, pues sobretodo es playa... aún así estoy segura de que repetiré porque es un destino que con solo tener unos días es suficiente para relajarse, desconectar y disfrutar de la naturaleza y paisajes de Cerdeña; además de que han quedado muchas cosas en el tintero por ver y conocer, así que el retorno será descubrir otra parte nueva de Cerdeña  ;-)









5 comentarios:

  1. Ya lo pude leer todo. Desde luego, deberían patrocinarte porque haces una publicidad buenísima! Parece todo precioso!! Gracias por compartirlo...
    Diana

    ResponderEliminar
  2. jajjaja...Si,podían patrocinarme con otro viajecito ;D
    LA verdad que el sitio no es que parezca bonito, es que es precioso.Yo seguro que vuelvo!!!
    Ya veo que por fin has podido comentar, aunque sea con perfil anónimo ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Genial, como siempre!!
    Me han entrado unas ganas tremendas de ir!!
    Bessitos

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Muchas gracias,por el comentario.
      Si váis os va a encantar, ya verás!!
      Besitos a los tres ;-)

      Eliminar
  4. Me encantado maravillosa explicación, un besazo guapa

    ResponderEliminar