miércoles, 24 de diciembre de 2014

Video: Felices Fiestas desde Nueva York


Algunos vuelven a casa por Navidad y otros aprovechan para hacer alguna escapada navideña, pero sea lo que sea lo importante en estas fechas es disfrutar y pasar estos días con la gente que quieres, familia y amigos.



domingo, 21 de diciembre de 2014

Premio Dardos


Esta semana he recibido varias noticias muy buenas, pero hay una que me ha hecho mucha ilusión.
El blog de Anden 27 me sorprendía lanzándome un dardo muy especial, un dardo en forma de premio!!! 
A pocos días de acabar el año, y después de que hace un mes recibiera el Liebster Award, ahora llega este segundo premio que también se da entre blogueros, como reconocimiento al esfuerzo, creatividad y dedicación de mantener un blog. No puedo decir más que estoy super contenta, y que este tipo de premios es un gran apoyo para seguir ahí.

Muchísimas gracias por este Premio Dardos


jueves, 18 de diciembre de 2014

5 Formas de Alojarse totalmente Gratuitas

¿Te quieres ir de vacaciones, pero piensas que no puedes porque no tienes mucho dinero?  Entonces, sigue leyendo porque probablemente este post te interesa...


Se busca ALOJAMIENTO Bueno, Bonito, Barato pero si es GRATIS mejor!

Antes de darte ideas es importante que tengas la mente abierta, viajar se puede viajar de muchas maneras y es accesible a todos los bolsillos. Viajar, a veces de manera no convencional o como lo hemos estado haciendo siempre, puede permitirnos conocer mejor a la gente de otro país y su cultura, conocer a otros viajeros, vivir situaciones que de otro modo no serían posibles, en definitiva, aprender de otros pero también de nosotros mismos.
¿No te lo crees? Pues mira, te propongo 5 formas de viajar totalmente gratuitas...



viernes, 12 de diciembre de 2014

Entre vikingos, Oslo


Llegamos a tierra de vikingos, donde se esconden los trolls, en busca del sol de medianoche, y ansiosos por ver y navegar por los famosos fiordos noruegos. Nuestros pies llegaban a la capital noruega, Oslo.


sábado, 29 de noviembre de 2014

Alquiler de Coches en Islandia

El alquiler de coche es algo que preocupa bastante cuando se decide ir a Islandia, sobretodo porque no quieres morir de la estacada que te van a meter... Sí, desgraciadamente la mayor parte del presupuesto del viaje se irá en tu modo de locomoción por la isla.
¿Hay alguna manera de conseguir el precio más "económico"? ¿Qué compañías son fiables para el alquiler de coche? ¿Qué tipo de coche necesito? ¿Es seguro conducir en Islandia? Estas seguramente serán algunas de las primeras preguntas que te plantearás.



sábado, 22 de noviembre de 2014

Córdoba Mágica y Misteriosa

Viajar a Córdoba es sumergirse en un viaje al pasado. Una ciudad llena de historia y con una gran riqueza artística y cultural. Diferentes civilizaciones han pasado por esta ciudad dejando su huella impregnada en calles y monumentos.

Este año hemos hecho bastantes escapadas por territorio español, y a veces yo misma me pregunto como puede ser posible que ese sitio tan increíble estuviera ahí, y yo no le hubiera prestado la atención que se merecía. Entonces veo a todos esos guiris sacando un millón de fotos, entusiasmados con lo que ven, transmitiéndome esa sensación que uno tiene cuando va a un país completamente diferente al suyo y todo le parece maravilloso. He de confesar, que en Córdoba, yo me sentí como ese viajero que lo sacan de su hábitat natural y queda fascinado por todo lo que ve a su alrededor.

Si quieres dejarte envolver por la magia de Córdoba, no hay nada como recorrer sus calles y dejarse llevar por algunas de las rutas que nos ofrece esta ciudad.




sábado, 15 de noviembre de 2014

Con la música a otra parte... Malmö y Göteborg


Viajar por los Países Nórdicos en tren y autobús fue bastante fácil y cómodo, y además una buena oportunidad para poder disfrutar de los paisajes.

La ruta había comenzado en Copenhague y ahora seguía hacia Oslo, así que nos fuimos con la música y la alegría a otra parte...


 Orquesta Optimista de Malmö


miércoles, 5 de noviembre de 2014

Premio Liebster Award!

Hace poco más de una semana fui sorprendida con dos nominaciones para el premio Liebster Award!!! La primera nominación me llegaba de la mano de Elisiya se va de viaje y después de Notas de viaje de Bmartina. Unas nominaciones que me han hecho muchísima ilusión, porque básicamente quiere decir que en este momento se han acordado de mí y eso...mOoola! jejejjej , así que muchísimas gracias a las dos!!!

Pero... ¿qué es el Liebster Award?


lunes, 27 de octubre de 2014

Be happy en Copenhague


Nuestro viaje familiar por los países nórdicos comenzaba en Copenhague, la capital de Dinamarca. En mi recuerdo está como la ciudad de los canales y de la sirenita. Una ciudad limpia, ordenada, y tranquila, pero también alegre y con un ambiente que invita a estar en la calle.


viernes, 17 de octubre de 2014

9 cosas que no sé hacer cuando viajo

Últimamente hay tantas cadenas en las redes sociales que cuando veo una pienso "Dios, que no me pille!", y justo cuando creo que ya me he librado zas! Va y me pilla! El caso es que siempre pienso "bah, pasando de cadenas", pero al final me nominan y por unas cosas o por otras acabo haciéndola.
En esta ocasión me ha nominado Eva de Un mundo fascinante, y no puedo decir que no lo voy hacer porque mentiría si no dijera que me ha encantado leer los puntos flacos de mis amig@s blogueriles, de descubrir que tenemos muchos puntos en común, y que esta cadena rompe algunas de las ideas preconcebidas que se tienen de lo que un viajero sabe hacer, así que ahora me toca mojarme a mi con las 9 cosas que no sé hacer cuando viajo. Empezamos...


1. Hacer Slowtravel , según como cada uno lo quiera entender. En mi caso me refiero a que necesito relajarme más en los viajes, y tomarlos con más calma. Probablemente después de hacer pública ésta, ya no necesitaras seguir leyendo más porque preferirás no viajar conmigo; pero os juro que lo intento, aunque creo que también va con el carácter de la persona. Los días no tienen fin, y las necesidades básicas como dormir y comer pueden pasar sin darme cuenta a un segundo plano. De repente, ya no me importa madrugar, no necesito dormir tantas horas, y si no he dormido bien no pasa nada porque lo que me espera al día siguiente compensará con creces todo eso, ni siquiera me acordaré que solo he podido dormir 4 ó 5 horas en ese autobús tan incómodo. Con la comida pasa algo parecido, por alguna extraña razón no siento hambre, estoy tan ensimismada con eso que estoy viendo o haciendo, que las horas se me pasan y no me doy cuenta. Si me siento a comer, tranquilos que comeré, pero si no tampoco estaré dándole vueltas todo el rato. Esto reconozco que no debe ser muy sano y puede agotar al que está a mi lado, pero si lo miras por el lado positivo no tengo problema para seguir el ritmo aunque las situaciones no acompañen, me adapto.


No te asustes que no soy de las que pretendo coleccionar sitios; a mi también me gusta más buscar experiencias buenas, de las que aporten y no se olviden después del viaje, de esas que valoras más que ese monumento que has visto. Sin embargo, la euforia del viaje, de lo desconocido, de lo diferente mezclado con mi carácter nervioso y de que no puedo parar de hacer cosas, puede ser en ocasiones explosivo y llegar a estresar al que está a mi lado. Puedo estar en una playa paradisíaca disfrutando todo el día sin hacer nada pero al segundo día probablemente pensaré que estoy perdiendo el tiempo, que me aburro, que necesito moverme. Buscaré trepar esa roca para ver a donde lleva o buscaré una barquita para ver si puedo ir al otro lado... Como anécdota os puedo contar que hace unos años hicimos uno de esos viajes de última hora, pulserita todo incluído a Riviera Maya, algo impensable en mi! Al final la pulserita dio igual porque no paramos de hacer cosas y a la vuelta, cuando llegamos a Gijón, Guillermo se tiró durmiendo más de 16 horas seguidas. Mi madre ya preocupada me dijo que le moviera un poquito por si le pasaba algo y no se encontraba bien jajjajja Lo que necesitaba era unas vacaciones de las vacaciones!!!


2.Resistirme a comer un plato típico de la zona. Si después de lo que te acabo de contar pensabas que no me gusta disfrutar del placer de comer, estas equivocado. Si hay algo que para mi forma parte de los viajes es probar la gastronomía de la zona. No puedo resistirme, es como una necesidad imperiosa de probar lo desconocido, incluso aunque su aspecto sea un poco "asquerosillo". Veremos si esto se sigue cumpliendo cuando viaje a Tailandia y me ofrezcan unos gusanitos o cualquier otro insecto frito jejejej Confieso que aunque me dan muchísimo asco, tengo mucha curiosidad por saber como saben...yummy, yummy! ;-)



3.Dormir con luz. Tengo generalmente un sueño tan ligero que me despierto con el mínimo rayo de luz. Necesito dormir en una habitación que tenga persianas, o unas buenas cortinas opacas porque lo del antifaz no siempre funciona, me muevo tanto que al final el antifaz acaba en los pies!

4.Viajar sin mi cámara.  Yo y mi cámara, mi cámara y yo. Os confieso que alguna vez antes de salir de viaje llegué a soñar que me olvidaba la cámara o la perdía, y me sentía triste y angustiada... (ahora que lo escribo me parece hasta ridículo) Tengo la sensación que si me voy sin ella es como si el viaje estuviera incompleto. Necesito fotografiar todo aquello por lo que soy sorprendida o provoca cualquier sentimiento en mi, guardarlo para recordar tal como mi retina lo vio, o para mostrar a los demás ese lugar o momento único y especial como si consiguiera con ello que fueran a sentir lo mismo al verlo... El único "pequeño" problema de todo esto es que no soy ninguna profesional en este campo ni entiendo mucho de fotografía, así que después de un millón de fotos y de aburrir al que tengo al lado buscando la "foto perfecta", llego a mi casa y me encuentro que apenas se libran unas cuantas!


5.Escanciar sidra. Lo confieso, soy asturiana y no sé escanciar sidra. Desde que vivo fuera, unos días de mis vacaciones son siempre para volver a mi Asturias patria querida, y este es a veces un buen momento para que algunos amigos de fuera vayan también. Bueno, pues a todos vosotros, estoy encantada de enseñaros mi tierra pero por favor no me hagáis escanciar sidra. Esto no viene de serie! Ya sabéis, si vais a Asturias es a Viajar con Grace y con... Isidrín 


6.Evitar que me piquen los mosquitos. No sé que composición tiene mi sangre que es la delicia de cualquier mosquito. Esto parece una tontería, pero dependiendo del destino o si vas en verano, como no sea a la Antártida, lo mio no tiene solución y a veces me hace pasar malos ratos. Si quieres un buen ahuyentador llévame a tu lado, que no habrá ni uno que se te acerque, irán todos a mi. Da igual que me unte hasta las pestañas de Relec o lo que sea, que lleve pulserita antimosquitos, y que duerma con interruptores, no puedo evitar acabar llena de picotazos. Desgraciadamente  el picor no es el único problema porque con mis alergias cada picotazo se acaba convirtiendo en una super roncha, y ya si el mosquito es extranjero es como si mi organismo no estuviera acostumbrado y todavía reacciona peor. En alguna ocasión he tenido que meterme un buen chute de urbason durante días para que la inflamación bajara.

7. Tirar los papelitos, tickects, mapas... del destino al que viajo. Yo no soy mucho de souvenirs, cada vez menos, pero lo de los tickets de bus, del museo, el posavasos que llevaba el logotipo de ese local tan chulo al que entramos... todo eso me lo voy guardando en el bolso, que al final parece el de la Mary Poppins. Cuando llego a casa y lo saco todo, maldigo todo la mierdecilla que me traído y pienso "mañana lo tiro todo". Al final me da pena y lo dejo para el día siguiente y al siguiente para el siguiente, hasta que le encuentro un rincón en el cajón para guardarlo y revisarlo otro día que nunca llega. El colmo fue traerme arena roja del desierto de Túnez en una botella, supuestamente para ponérmelo en una botellita bonita de cristal en mi habitación. Después de un montón de años la botella de plástico con la arena sigue en garaje, y para lo único que me ha valido es para hacer esta foto... (Cuando he cogido la botella, he flipado de lo que pesaba! No sé si pensaba en aquel momento en traerme todo el desierto o qué?)


Ahora que he sacado todos los papelillos podría haberlos tirado, más que nada porque me da pereza guardarlos, pero he preferido amontonarlos en la mesa y mañana mejor decido lo que tiro.¿Cuántos creéis que se van a la basura?

8. Entender un GPS. Se supone que son para orientarse mejor y poder llegar a los sitios, pero no soy capaz de entenderlos! Nunca acabo viendo claro cuando era la maldita salida, era en la anterior o es en la siguiente? Si a eso le sumo que cuando digo derecha quería decir izquierda y a la inversa, el lío ya está hecho. Y ya lo mejor de todo es que cuando parece que tengo el tema controlado, entonces empieza hacer extraños y recalcular rutas, no puedo con ellos! Este siempre acaba siendo un motivo de discusión entre Guillermo y yo, así que prefiero dejarselo a él y fin del problema.

9. Conducir en las grandes ciudades. Me entra pánico, me agarroto y encima con el despiste que llevo empiezo a dar volantazos. Un peligro total! Te podré ser de ayuda en trayectos intermedios, pero no me hagas llegar o salir de esa ciudad que no conozco y tiene un montón de tráfico sino quieres ver peligrar tu vida. Aviso de que no me hace falta ir a una ciudad del extranjero que no conozco, basta con que vaya a Madrid o Barcelona para que la líe parda. 

Y ahora después de confesar solo algunas de las muchas cosas que no sé hacer, llega el momento de las nominaciones porque quiero seguir leyendo, descubriendo y conociendo las debilidades de más viajeros. Mis nominaciones van para Isaac y Paula de Viajes Chavetas porque siento curiosidad por saber en que pueden flojear estos viajeros tan veteranos y todoterrenos, que además me dejan fascinada con los diarios que escriben in situ de sus viajes; a Eviña de Una idea, un viaje porque quiero saber que cosas no sabe hacer cuando viaja, ahora que se va a dar la vuelta al mundo (mucha suerte en esta aventura!); y a Belen de Notas de Viaje de BMartinma porque tengo muchas ganas de conocerla un poquito más.

Espero que desembuchéis y no os escaqueéis!  ;-)





domingo, 12 de octubre de 2014

El último viaje...


Este es un post que puede pecar de personal, que me hará recordar y en algún momento remover sentimientos, pero hace mucho tiempo que quería escribir de este viaje, del último viaje...


lunes, 29 de septiembre de 2014

Alojamientos en Islandia

¿Por qué hablar de alojamiento en Islandia? Hay dos razones principalmente:

- Si estas organizando un viaje a este país, y empiezas a ver los precios y la oferta que hay, puede ser que te asustes y decidas incluso cambiar de destino, o aplazarlo para otro momento que probablemente nunca llegará. El tema del alojamiento puede llegar a encarecer hasta más de un 35 % del precio final del viaje, pero siempre hay un plan B para abaratar costes...el camping!!!

- Al oir la palabra "camping" es cuando llegamos a este segundo punto, y es que puede suscitar cierta "curiosidad", por decirlo de algún modo, ya que alguno se puede imaginar sobre un iceberg plantando la tienda y pasando frío; pero tranquilos no es tan duro como parece, ni hay tal necesidad de dormir sobre hielo, a pesar de tratarse de la Tierra de los Hielos...


Además en el tema de alojamiento ni todo es blanco ni todo es negro, y como la oferta es variada, en este post te voy a explicar tipos de alojamiento, precios aproximados que encontrarás y por supuesto nuestras recomendaciones de dónde dormir en Islandia.

La mayoría de los viajeros, debido al tiempo y a la accesibilidad de las carreteras, escogen para viajar los meses que van de mayo a septiembre, siendo julio y agosto, donde tendrás mayor problema de ocupación, y los precios son más altos.

Si pretendes dormir en cama y a un precio aceptable, sobretodo en estos meses de julio y agosto, lo mejor es reservar a ser posible con un mes o dos de antelación. El motivo es sencillo, todos viajamos en los mismos meses, y aunque una vez allí a ti te parezca que puedes llegar a estar solo, ese poco gran turismo que cada vez va creciendo más, es mucho. Islandia no está preparada en este sentido para acoger a tanta gente, de hecho, como comenté en otro post anteriormente, algunos colegios se convierten en verano en albergues improvisados. Si vas sin reservar nada, te encontrarás que los más económicos están llenos y que te tocará pagar una pasta por una habitación doble, probablemente superará los 100 euros!!!

El alojamiento más asequible son los albergues y guesthouseque son como un Bed&Breakfast aunque esto último no siempre va incluido. Los precios más baratos que vimos, haciéndolo con antelación, fueron 35-40 euros por persona en habitación doble, con baño compartido y en modo sleeping bag, vamos que tenías que dormir con saco porque no daban sábanas, sino el precio aún subía más. En los albergues tienes también una opción algo más económica, que son los dormitorios, pero los precios siguen siendo altos porque rondan los 25-30 euros.
Con todo esto estamos hablando que una semana en Islandia, afinando bastante, puede salirte por unos 300 euros, que es bastante, pero si encima vas más días, es necesario ir con un bolsillo bastante ancho.

En este momento que empiezas hacer números, es cuando comprendes porque tantos viajeros hacen camping en Islandia. Esto es, de hecho lo más económico que hay, puesto que además está permitido la acampada libre y no te será difícil encontrar un trocito de verde. El problema de la ducha lo puedes solucionar pagando una par de euros en un camping o piscina pública, o quizás si quieres algo más natural y salvaje puedes meterte en una poza de agua caliente que se te cruce en el camino...


Los campings suelen costar unos 7 - 8 euros, pero no todos tenían las mismas facilidades por ese precio. En algunos tenías incluido la ducha y en otras iba aparte; y mientras unas se reducía al verde y los aseos, otros tenían hasta cocina o un lugar calentito para comer.
Acampar no es tan duro como parece, lo que hay que tener es un buen saco, abrigarse bien y bueno...cruzar los dedos para que no haga un día infernal. Nosotros tuvimos de todo en el viaje, y casi que el viento era peor que la dichosa lluvia, pero cuando uno está cansado de todo el día al final duerme donde sea jajajjaj La tienda, que llevábamos no era gran cosa, ya que era una de las del Decathlon, de las ultralight, pero que resistió como una campeona.
Si algo tiene bueno el hacer camping, es que no es necesario reserva, así que esto te dará mucha libertad y flexibilidad, pudiendo decir dónde y cuándo acampar, durante el viaje.

Una posible opción para que no salga tan caro el viaje, pero tampoco se haga demasiado pesado por el tema de dormir siempre en tienda, es alternar ambas, camping y cama. Nosotros decidimos hacerlo así y  de esta manera algunas noches nos aseguramos descansar bien para al día siguiente afrontar el día con energía.

Durante el verano del 2013, hicimos el looping a Islandia partiendo de Reykjavik y en dirección contraria a las agujas del reloj. Los precios actuales son bastante similares, a excepción de alguno que cómo ha variado bastante, lo comento a continuación. Aquellos alojamientos que tengan página para hacer la reserva, es mejor consultar primero en booking.com, ya que a veces suele ser algo más barato. Aquí, nuestras recomendaciones:


Reykjavik

Grettir Guesthouse situado en la calle principal de Langavegur, muy cerca de todo. El dueño, Anton, vive en la parte de abajo de la casa, pero que no tiene acceso directo a donde se hospeda la gente. Las habitaciones no son muy grandes pero todo está muy limpio y cuidado. La cocina y el baño se comparten con el resto de las habitaciones. Nosotros estuvimos muy a gusto, de hecho la última noche después de regresar de nuestro periplo por Islandia la volvimos a pasar allí.
Precio: 70 euros (Habitación doble)


Salía más barato reservando directamente con booking que haciéndolo desde su página, aunque si no tienes disponibilidad para todos los días ponte en contacto con ellos, porque si aún tienen alguna habitación libre probablemente te la dejaran al mismo precio. Nosotros teníamos problema para la última noche y lo solucionamos así, sin que fuera más caro.

Nuestros amigos de viaje se alojaron en Reykjavik Backpackers, que se encontraba pegado a nuestro alojamiento, y también estuvieron muy a gusto.


Hella

La pequeña población de Hella es perfecta para descansar si vienes de hacer el Círculo de Oro y piensas continuar hacia el sur, pero aún es mejor si tu idea es adentrarte en las tierras de Landmannalaugar, porque en seguida cogerás el desvío.
Nosotros nos quedamos en Nonni GuestHouse, y fue un lugar fantástico. Nonni tiene una casa preciosa con bastantes habitaciones para sus huéspedes. Te hará sentirte como en tu propia casa y te ayudará en todo lo que pueda. Lo mejor, sin duda, el super desayuno que nos preparó!!! Había de todo y casero, desde pancakes, bizcochos, panes, quesos...mmmm, todo riquísimo!!!
Este sitio ganó el premio Tripadvisor 2012 y 2013 Traveller's Choice y este año, de nuevo, se lo ha vuelto a llevar.


Precio que pagamos : 78 euros ( Habitación doble y desayuno incluído)
Actualmente en su página aparece por lo mismo 110 euros!!! El sitio está muy bien, pero el precio de ahora me parece excesivo. No pagamos ningún sitio con ese precio durante nuestro tiempo en Islandia. De todas formas, si alguien le interesa, sale algo más económico con booking.

Otros alojamientos posibles que encontramos antes de irnos, y que tenían buena pinta:

- Cafe Arhus Hella - Cabañas con una pequeña cocina y baño : 82 euros (2 personas) y 118 euros (4     personas)
- Fosshotel Mosfell Hella (B&B) : 83 euros (habitación doble)
  Nuestros amigos se alojaron aquí, ya que estaba todo lleno en el nuestro y en el anterior citado.


Landmannalaugar

Aquí las opciones se reducen a camping o refugio. Si pretendes dormir en cama tendrás que reservar con varios meses de antelación y aún así es posible que este lleno, ya que no hay muchas plazas.Se tratan de dormitorios de unas 20 personas y hay una cocina común. El precio nos pareció muy caro, rondaba los 37 euros (actualmente 42 euros) , así que ya que pensábamos hacer camping, este era el momento perfecto. Para más información sobre la reserva del refugio, pincha aquí.
Si decidís como nosotros acampar solo es posible hacerlo en la zona destinada para ello, no está permitido la acampada libre. El precio es de 7- 8 euros y las duchas se pagan aparte y son más caras que en otros camping de Islandia, unos 3 euros. De todas formas, siempre tienes la opción de darte un chapuzón en la pozas calientes que están junto al refugio y el camping.


Dentro de la zona de acampada hay una parte en la que el terreno está muy húmedo, junto a las pozas, que parecía casi barro, y otra que es donde se pone la mayor parte de la gente, que es un terreno muy duro. Aquí, a veces, es casi imposible clavar las piquetas, pero la gente se apaña con piedras para aguantar la tienda. Nosotros tuvimos suerte y no hizo mucho aire, pero dicen que suele ser bastante ventoso... Esa noche, no sé si porque fue la primera que hacíamos camping, pero fue la noche que pasé más frío, incluso más que la que dormimos junto al glaciar.


Skogar

Aquí hicimos camping porque no teníamos muy claro cuáles iban a ser los planes, ya que todo dependía de lo que hiciéramos en Landmannalaugar. El lugar para acampar, igual que pasaba en muchos otros campings de Islandia, estaba situado en un enclave perfecto e idílico, justo frente a la impresionante cascada de Skogafoss. Precio : 7-8 euros
La pega del camping de Skogafoss es la humedad tan grande que hay, y que las facilidades del camping eran muy básicas. Sólo había dos duchas, que había que pagar aparte (300 ISK) y que encima por la mañana tras oir comentarios de que no salía agua caliente, decidimos mejor no probarlas jejejje. En mi opinión, igual casi merecía más la pena, hacer acampada libre por la zona de Selfjanfoss.


No hay muchas opciones de alojamiento en Skogar y todo es bastante caro. Lo más económico en esta zona que encontramos eran los dormitorios del Hi Hostel de Skogar, por unos 20- 25 euros por persona y que ya estaban completos cuando barajamos esta opción.


Vik

Nosotros no hicimos noche en Vik, ya que habíamos acampado en Skogafoss, que está bastante cerca, pero tras nuestro accidente en las playas negras de Reynisfjall, tuvimos la ocasión de conocer el camping de Vik, que me gustaría recomendar.
Mucha gente decide hacer unos pocos kilómetros más y quedarse a dormir en este pueblo, que tiene más establecimientos y recursos que otros. El camping de Vik tiene duchas gratis, lavandería y un lugar donde estar calentito y poderte preparar algo para comer. Esto último se agradece mucho, cuando se hace camping y encima hace mal tiempo.


Skaftafell

A pies del famoso glaciar de Skaftafell nuestra opción fue de nuevo camping! La idea de dormir junto a un glaciar suena bien pero si eso no implica helarse de frío... La verdad, es que a pesar de tener miedo a pasarlo mal con lo friolera que soy, curiosamente, esta fue una de las mejores noches.

Conseguir cama a buen precio cerca de aquí es complicadísimo, quizás uno de los puntos más difíciles de todo el viaje. Con precios como los que comentábamos al principio del post, solo eran posible a 40-60 kilómetros de allí, y si piensas hacer algún trekking por la mañana en Skaftafell, casi que no lo recomendaría por el madrugón. Esta es una de las principales razones por las que la mayoría de la gente hace camping aquí.
El camping de Skaftafell es muy grande, y tiene bastante servicios, duchas, lavandería y cafetería. Precio : 9 euros


A 6 kilómetros de allí, está el camping de Svinafell que han abierto no hace mucho, y que otros viajeros en el camino nos hablaron muy bien de él. Además este cuenta con cabañas para 4 personas por 25 euros por persona y camas en dormitorios por 30 euros. Desde España, un mes antes, intentamos la opción de las cabañas, cuando conseguimos ser cuatro en el viaje, pero ya estaba todo completo.

Höfn

Después de tres días haciendo camping, ya en España pensamos que tendríamos necesidad de dormir en cama y descansar bien, y ya lo creo que así era!!!
El problema es que todo lo que encontramos era muy caro. Lo más barato que encontramos fue en Hofn Cottages, una cabaña para 4 personas por 95 euros. Al principio reservamos sin saber si conseguiríamos a unos compañeros de viaje, así que podría haber sido lo más caro de todo el viaje, pero finalmente como fuimos cuatro todos más que contentos de haber hecho con tiempo la reserva.
Las cabañas eran pequeñas pero a nosotros nos parecieron divinas! Veníamos destemplados de todo el día en el glaciar, con un montón de ropa mojada, y la cabaña con calefacción nos pareció perfecta jejejje. Tenían dos literas y un pequeño hall delante de las habitaciones con una mesa, sillas y una cocinilla para poder hacerte algo. Los baños y duchas estaban fuera, y había que pagarlas aparte.



Egillstadir

Egilsstadir es una población relativamente grande, así que hay bastantes alojamientos, aunque personalmente no entraban mucho en nuestro bolsillo.Una posible opción, de las más económicas, era Guesthouse Ormurinn , habitación doble por 85 euros.
En principio, siendo nosotros dos solos con la oferta que vimos, la idea era seguir con el tema camping. Después la idea cambió porque como eramos 4, y nuestros compañeros si se podía, preferían dormir en cama, nos decidimos por una cabañas para 4 personas, en Skipalækur Guesthouse, de las que confieso me enamoré cuando las ví!


Salían por 30 euros por persona,  quizás un poco caro, pero fue el capricho del viaje, y creo que ninguno nos arrepentimos. Las cabañas tienen de todo y están situadas frente al gran lago Lagarflot. Las fotos ya hablan por si solas. Lo mejor en alojamiento de todo el viaje!



Precios: Cabañas para 4 personas (123 euros)  y para 2 personas (107 euros)
También tiene un edificio principal con habitaciones, y zona para acampar.


Myvatn

Aquí hicimos un par de noches, una en cabaña y otra haciendo camping. El lugar fue el mismo las dos noches, en  Hlíð Ferðaþjónusta ehf , que se encuentra saliendo de Reykjahlid por la nº1 dirección norte, situado junto a los campos de lava de Eldhraun. La zona es muy grande y casi que me atrevería a decir que es uno de los mejores campings porque tenía de todo.
Había varios tipos de cabañas. Nosotros nos quedamos en las más básicas y pequeñas, con vistas al imponente cráter Hverfell. No eran nada del otro mundo, pero eran cuatro paredes y una cama que agradecimos. Precio : 75 euros


También tenías la posibilidad de acampar, como hicimos el segundo día, o de una cama en dormitorio. En la zona donde estaban los dormitorios estaban las duchas y una cocina, aunque en la zona de camping habían colocado también una carpa con hornillos.

Akureyri

Nos alojamos en Akureyri Backpackers, situado en la calle principal Hafnarstraeti. A nosotros nos encantó. La habitación estaba muy bien, y los aseos y duchas estaban fuera, pero todo estaba muy limpio. Había una cocina en la planta de abajo, donde pudimos hacernos la cena, y la entrada es un bar-cafetería con bastante ambiente.
A nuestra llegada nos invitaron a unas cervezas de bienvenida, detalle que se agradece.
Precio: 77 euros ( Habitación doble)



Holmavik

Holmavik, la ciudad de los brujos... Esa noche el tiempo no era muy bueno, y el pueblo y el camping situado en lo alto de una colina se veía un poco siniestro. Al final hicimos noche en el camping pero dentro del coche, así que no puedo deciros mucho más.



Stykkisholmur

A sólo un día de llegar a Reykjavik, decidimos hacer aquí nuestra última noche de camping. Llegábamos de los fiordos del oeste en el ferry de Baldur, y estábamos muy cansados de todo el día, así que no lo pensamos demasiado y buscamos en seguida la zona de acampada.
El camping no fue de los que más me gusto. Los baños estaban bien pero sólo había una ducha que además estaba por fuera y abierta por arriba, así que con la rasca que hacía lo que menos apetecía era darse esa ducha. Prepárate a ser despertado por una patrulla enorme de patos!!!

A nuestro regreso a Reykjavik, volvimos alojarnos en Grettir Guesthouse.

Los alojamientos reservados para que nos condicionaran lo mínimo posible en el viaje, intentamos que tuvieran siempre la opción de cancelación gratuita avisando al menos con 24 horas de antelación. Solo teníamos problema en la cabaña de Egilsstadir que había que avisar con 4 días antes o en la cabaña de Myvatn que era con 2 semanas de antelación.



¿Estás pensando en un viaje a Islandia? ¿ Te parece que este post te puede ayudar a encontrar lo que buscas?

Si has estado en Islandia, quizás puedas recomendarnos otros sitios. ¿Cuál ha sido para ti el mejor?







sábado, 20 de septiembre de 2014

Escapada al sur de Alemania - Video resumen Stuttgart y Múnich


En nuestra escapada al sur de Alemania visitamos las ciudades de Stuttgart y Múnich:


En Stuttgart pudimos disfrutar de las dos cosas que más nos gustan hacer Traveling&DancingAllí vivimos una gran experiencia a nivel de baile deportivo pero también intentamos sacar el mayor provecho a nuestra estancia en la ciudad de Stuttgart.

Por otro lado Múnich, que se encontraba muy cerca de donde estábamos, completaba perfectamente esta escapada. Una ciudad cultural que rebosa historia en cada una de sus plazas. Pasear y descubrir los rincones de esta gran ciudad, así como degustar su gastronomía se convirtieron en nuestros principales objetivos.

Aquí os dejo con este vídeo resumen de nuestro paso por Alemania...


            Escapada a Stuttgart y Múnich from Viajar con Grace on Vimeo.




domingo, 7 de septiembre de 2014

Que ver y que hacer en Múnich

La ciudad de Múnich completaba nuestra escapada al sur de Alemania este verano. Era, sin duda, la típica ciudad alemana que imaginaba antes de venir a este país con su magnífico casco antiguo y cultural, y su ambiente. Una ciudad que sabe... a cerveza!!!


Múnich, la capital de Baviera, es la tercera ciudad más importante de Alemania, no sólo por su extensión sino también por su historia. Hoy en día también es muy conocida por ser la ciudad donde se celebra la gran fiesta del Oktoberfest.

Foto de darkroom.baltimoresun.com

lunes, 25 de agosto de 2014

German Open Championships - Stuttgart


A veces las aficiones vienen de la mano, y en este caso viajar y bailar me han traído este verano hasta Alemania. Sería nuestra primera competición internacional fuera de España, y como somos "osados", nos hemos animado hacerlo en una de las competiciones europeas más importantes del año! Se trata del German Open (GOC), una competición de baile deportivo que se viene realizando todos los años en la ciudad de Stuttgart, a mediados de Agosto, donde se puede ver bailar algunos de los mejores bailarines del mundo en esta disciplina. Evidentemente no estamos en este grupo, pero el hecho de haber encontrado hace un par de meses una buena oferta de vuelos, hizo que nos lanzáramos a vivir esta experiencia y de paso aprovechar a conocer Alemania, un país en el que nunca había estado.



Las fechas del German Open, en esta ocasión, eran del 12 al 16 de Agosto en Stuttgart. Nosotros competíamos sólo el último día, así que decidimos ir algún día antes y quedarnos después de la competición a conocer no sólo Stuttgart , sino también pasar unos días en Munich.

Destino: Stuttgart
Fechas: 14 al 20 de Agosto 2014 
Objetivo: Traveling&Dancing


¿Cómo llegar del aeropuerto al centro de Stuttgart?


El aeropuerto está relativamente cerca de la ciudad, ya que son sólo 8 kilómetros.
La forma más económica y sencilla de llegar es en tren. Desde la T1 sólo hay que coger la línea S2 ó S3 (S-Bahn) hasta la estación central. Nosotros nos bajamos un poco antes por la proximidad de nuestra alojamiento. El precio es de 3'70 euros y tarda media hora.
En la misma T1 también hay taxis las 24 horas y autobuses por el mismo precio del tren que te dejan en diferentes zonas de la ciudad.

Stuttgart


La ciudad de Stuttgart, situada al sur de Alemania, es la capital del estado federado alemán Baden-Wurtemberg, y es la sexta población más importante del país.

Aquí os dejo un mapa del centro de la ciudad de Stuttgart, que puede ser útil para moveros. También he marcado con algunos iconos las zonas por donde nos hemos movido para que situéis los sitios que a continuación os detallaremos, como la zona donde nos alojamos, el Centro de Cultura y Congresos donde bailamos, la zona más turística donde encontraréis los principales edificios y monumentos, así como algunos museos, y por último la zona antigua llena de pubs y tiendas.



Alojamiento


El alojamiento no es precisamente barato, y si encima lo miras en julio, a menos de un mes de ir, supongo que la cosa se complica un poco más. Evidentemente si alguien busca algo bueno, y sin mirar mucho lo que cueste, encontrará  sin problema cualquier sitio, pero si buscamos economizar al máximo entonces hay que buscar y rebuscar.
Los precios más económicos rondaban todos entre los 35-40 euros, algunos con desayuno incluido, y no todos con el baño dentro de la habitación. Independientemente de si te quedabas en pleno centro o lejos, el precio era prácticamente igual, podíamos como mucho ahorrar 15 euros en tres días y no iba a compensar no solo por la comodidad, sino porque acabaríamos gastando la diferencia en transporte. 

En principo, por estos precios, la única opción que encontramos, porque lo demás estaba todo lleno, fue en IB Gästehaus por 39 euros por persona/noche, habitación doble con baño y desayuno. No estaba mal viendo lo que había, pero aún así nos parecía caro, así que a veces si uno encuentra algo mejor aunque esté lleno, no está demás ponerse en contacto con ellos a ver si pueden darte alguna solución. Este fue el caso de InterHostel, un albergue, muy bien situado, a menos de diez minutos andando del centro, poco más a la estación central, y respecto al lugar donde se celebra la competición también se podía ir andando aunque la línea de metro-tren U- Bahn se puede coger a escasos minutos de allí y te deja en el sitio en un par de paradas. Su precio, habitaciones dobles, entre 26 y 35 euros, dependiendo del número de noches y de si tenían baño dentro. Probamos suerte, y al final, su opción fue ofrecernos una habitación simple son una cama extra por 25 euros por persona/noche. Esto ya empezaba a sonar mejor. Las condiciones eran con baño compartido, y sin desayuno, aunque como tenían cocina, no fue problema, casi que mejor, porque así compramos lo que queríamos para desayunar, incluso para alguna cena, con lo que siempre ahorras más.
El sitio, no os voy a engañar, era algo viejo, y las habitaciones bastante básicas, pero estaba limpio, que para mi, es más que suficiente, al fin y al cabo es donde menos tiempo vamos a pasar. El baño resultó que era individual para cada dos o tres habitaciones, y lo teníamos justo en frente, así que no fue problema. Había baños en algunos pasillos más grande que otros, pero todos estaban bastante bien, y no fue tampoco un problema para prepararnos para la competición. De hecho, resultó que al final encontramos más bailarines aquí.
Si tuviera que poner una pega, que nos tocó en el último piso, en el 6º y no había ascensor... pero mirando el lado bueno es que allí arriba eramos casi los únicos y estábamos lejos de los dormitorios grandes con lo que nos libramos del posible follón por las noches. Bueno, y otra pega... sí, hay una más que fue mejor tomarse con humor y que son anécdotas de los viajes... Resulta llegamos pasadas las 11 de la noche y la recepción ya estaba cerrada, aunque aún el chico de la recepción nos esperaba a ver si aparecíamos o no. El caso es que cuando llegamos a la habitación no habían preparado la cama extra, solo había una!!! y de manera improvisada, viendo que en un pasillo había colchones apiñados, cogimos uno y esa noche a alguien le tocó dormir en el suelo. Gracias, que sólo fue la primera noche, y nos hicieron un pequeño descuento por los inconvenientes.



¿Qué ver en Stuttgart en 2 días?


Nosotros estuvimos 3 días en Stuttgart. El primer día no lo cuento, puesto que llegamos de noche, y no hicimos nada. De los otros tres días, uno se lo dedicamos exclusivamente a la competición, y los otros dos, es lo que os voy a contar a continuación....

El primer día, estuvimos paseando principalmente por el centro:


-Schlossplatz, es la plaza principal y un punto de encuentro tanto para turistas como para la gente de allí. En el centro hay un pequeño parque, de lo más animado en días soleados, lleno de gente y familias que pasan el día tirados en sus jardines. En torno a esta plaza están los edificios más importantes y turísticos, así que lo tendrás todo muy a mano.


- El Palacio Nuevo o Neues Schloss, que se encuentra al sur de la plaza. Antiguamente este edificio era la residencia de los reyes de  Württemberg, pero hoy en día son Ministerios de Economía y Hacienda. Frente a él, en la misma plaza del Palacio hay una columna conmemorativa, que veréis en todas las fotos de Schlossplatz, pero que en nuestra caso por obras no pudimos verla.



Mirando de frente al Palacio Nuevo, justo a la derecha tendréis otros dos edificios importantes...


- Stifkskirche, la colegiata y el Castillo Viejo o Altes Schloss que se remonta al S.X. Hoy en día en este castillo se encuentra el el Museo del Estado de Württemberg. Merece la pena asomar un poco la cabeza para ver alguna de las estancias, aunque no se entre en el museo.


-Kuntsmuseum, el museo de arte moderno y contemporáneo. Un inmenso cubo de cristal, que para mi le daba ese toque especial tan modernista a la plaza llena de edificios antiguos de estilo barroco y renacentista.


Un imprescindible, es subir en ascensor al último piso, y obtener las mejores vistas de Schlossplatz. Allí arriba hay un restaurante que además de tener una carta de lo más sugerente, tiene sin duda las mejores vistas de la ciudad, eso sí, a juzgar por todo esto, no debe ser nada barato. (No es necesario entrar en el museo para poder subir)


- KönigstraBe, es la calle principal de comercio y que atraviesa todo el centro hasta la estación central, pasando por Schlossplatz. Al final de esta calle, junto a la estación de tren, está la oficina de Información y Turismo.


- Justo por detrás de la oficina de Turismo, encontraréis un parque bastante grande para pasear y donde está el enorme Teatro Estatal de Stutggart.

- El Staatsgaleriemuseum, situado en la calle paralela de KönigstraBe, es otro museo cuyo edificio trajo polémica cuando lo hicieron, aunque en mi opinión no me extraña, porque en un intento de hacer algo "moderno" mezclan un estilo más clásico con unos tubos de colores un tanto orteras...


-Para los amantes del motor, en Stuttgart encontrarán dos visitas importantes que no querrán dejar escapar, al museo de Porsche y Mercedes Benz.
En nuestro casó ya que por la mañana no habíamos entrado a ningún museo, y teniendo aún toda la tarde libre, decidimos acercarnos hasta Mercedes Benz Museum. Para ir hay que coger la línea S1, ya que no está en el centro. La entrada son 8 euros aunque sí se va a las 4.30 cuesta la mitad, y por lo que vimos, la reducción de precio suele hacerse a partir de cierta hora en casi todos los museos.


Recorrer todo el museo puede llevar aproximadamente 1h.30, y en el darás un paseo por la historia de Mercedes Benz desde sus orígenes, sus primeros motores , coches y otro tipo de transportes.



El segundo día de Stuttgart, ya fue después de nuestra competición y con el cansancio que llevábamos queríamos tomarnos el día con calma, y de relax.

- Nuestra mejor opción, fue relajarnos y disfrutar en uno de sus muchos baños termales que tiene esta ciudad. La oferta es bastante variada, pero habíamos oído principalmente hablar de los baños de Leize y Cannstatt, así que escogimos este último.
Mineralbald Cannstatt están en en distrito de Bad Cannstatt , y se encuentran en medio del parque Kurpark, al que se llega en la línea U2 justo frente a su puerta . El centro cuenta con 5 piscinas de aguas minerales, que están a diferentes temperaturas, con zonas de jacuzzi y diferentes chorros. El precio por 2h.30 son 7'90 euros, tiempo más que suficiente para aprovechar bien estos baños. Sin duda, fue un acierto ir, porque salimos como nuevos!

¿Sabías que Stuttgart está considerada como la segunda ciudad termal más importante de Alemania?



Después de tanto relax, se nos abrió el apetito, así que volvimos al centro, concretamente a ....

- Bohnenviertel, el barrio antiguo de la ciudad. Son tres o cuatros calles de casas tradicionales. Su nombre quiere decir "Barrio de las judías" y es que antiguamente la gente que vivía allí plantaba en sus balcones judías que luego se comía, de ahí su nombre.
Estas calles están llenas de galerías, tiendas y pubs. Supuestamente, esta zona tenía mucha marcha y era un buen sitio para degustar la comida tradicional peeeero...pusimos tantas expectativas que resultó un fiasco. No sabemos si era la hora , 1.30 pm, o que era domingo, pero todo estaba cerrado!!! así que con las tripas rugiendo nos tuvimos que ir a otro lado.


- Fernsehturn, la torre de televisión, convertida ya en un símbolo de la ciudad, se encuentra en la colina Hoher Bopser, y se deja ver desde muchos puntos de la ciudad. Queríamos haber ido uno de los días que estuviéramos en la ciudad, ya que desde la torre dicen que se obtienen una de las mejores panorámicas de la ciudad, pero de momento no pudo ser porque está cerrada. Parece ser que tienen previsto volverla a abrir, así que será para otra ocasión.

Vistas desde nuestra habitación


¿Cómo moverse por la ciudad?


El centro de la ciudad se recorre fácilmente a pie, pero si no te apetece o quieres ir a otras partes de la de la ciudad tienes las líneas de metro tren U y S- Bahn que cubren perfectamente todas las zonas. El precio de los billetes van por zonas. El billete simple en la zona 1 (centro) es 1,20 , para la zona 2 es 2,40 y sería necesario para ir a Mercedes Benz o a los baños termales, y la zona 3 es 3,70 y sería necesario para ir al aeropuerto.
La mejor opción y que sale muy económica, sobre todo si sois varios, es coger un billete diario por 11,30 euros , cubre dos zonas y podéis viajar hasta 4 personas durante 24h. desde el momento que lo sacáis. Teniendo en cuenta lo que cuesta un billete sencillo sin duda se amortiza.
Desde luego, siempre hay maneras más económicas, sobre todo cuando se viaja en países en los que son tan civilizados y honrados, en los que no existen ni máquinas de ticar, y los revisores brillan por su ausencia, pero en cada uno está la mejor decisión que tomar, y teniendo en cuenta que si te pillan pagarás por esa vez y todas las demás.


GOC 



Y llegó el día del German Open, un día importante para nosotros, el de la competición. Durante varios días, diferentes categorías se disputaban en las dos modalidades, standard y latino, en el Centro de Cultura y de Congresos de Liederhalle, y ahora nos tocaba a nosotros. Para llegar, la línea U2 y U4 te dejan en la misma puerta, y las entradas se recogen en el edificio principal.

¿Qué es el baile deportivo?

El baile deportivo es una modalidad de baile de salón, pero de competición, por lo que requiere una mayor disciplina a nivel físico y técnico. Se compone de 10 bailes : 5 de Standard ( Vals Vienés, Vals Inglés, Tango, SlowFox, Quickstep) y 5 de Latino ( Samba, Chacha, Rumba, Pasodoble y Jive). Las parejas de competición pueden hacerlo en solo un estilo, standard o latino, o 10 bailes ; y se dividen por grupos de edad (Junior, Youth, Adulto, Senior...) y categorías (A,B,C...) que indican su nivel.

Confieso que estábamos nerviosos, era nuestra primera vez en el German Open y tratándose de una competición tan importante, empiezan asaltarte un millón de dudas, entre ellas la típica de..."pero qué hago yo aquí..." Encima tampoco teníamos claro si después de inscribirnos nos dejarían competir, porque un par de días antes de ir, vimos en la web de GOC unas noticias publicadas de julio, en las que pedía que las parejas de competición, además de presentar su carnet internacional de la Federación, debían presentar un libro de competiciones (más tarde nos enteramos que eso en España no existía) y en caso de no tenerlo una carta de WDSF (World Dancesport Federation) que acreditara que estábamos compitiendo en la máxima categoría (A) y que no valía ninguna expedida por el club! Nuestro problema es que este año habíamos promocionado al final de temporada a la máxima categoría pero no teníamos esa carta y nunca habíamos competido en A. Vamos que después de todo, igual no tocábamos pista... Finalmente, tanto rollo y tanta advertencia en la página que lo mirarían esto rigurosamente a la hora de coger el dorsal, y luego no hubo absolutamente ningún problema. Menos mal!



Liederhalle es inmenso, y hay que estar atento donde compites ya que hay varias salas, incluso puede tocarte bailar las rondas en diferentes sitios. Una vez entras, aquello parece una pequeña ciudad, largos y laberínticos pasillos, llenos de stands de ropa de baile, zapatos, música, telas... un buen momento para aprovechar a comprar esas cosas que durante el año te vuelves loca buscando o te toca esperar meses para recibir. Las entradas, sin derecho a asiento, costaban 30 euros por día. La sala más importante es la de Beethoven, reservados a los mejores espectáculos, pero si se quiere ver algo es casi necesario tener derecho asiento y los precios me parecen excesivos, en torno a los 50-60 euros por día, y si es abono para todos los días, los precios iban desde 140 a 300 euros!!!


Nosotros competíamos en la sala Alte Reithalle, para mi gusto, una de las más bonitas, con aquellas lámparas tan grandes que colgaban del techo...

Foto de RobRonda

La experiencia ha sido increíble, tanto nos ha gustado que esperamos poder volver a repetirla. Bailar en aquellos salones contra tantas parejas, tantos hits y tantas rondas es otro mundo, nada que ver con lo que estamos acostumbrados. Y a pesar de los nervios del principio, después de romper el hielo con el primer baile, nos empezamos a sentir muy a gusto y disfrutamos muchísimo.
La pena, es que aunque esto no es frecuente, debido a la competición que es, no se podía hacer ni vídeo ni fotos al no ser que sacaras una licencia para ello, que por supuesto tenía también su precio. De todos modos, después de competir, algo hemos podido grabar de estrangis, y esperamos poder enseñaros algo en el vídeo resumen que prepararemos de este viaje.


Valoración del viaje


  • Lo que más nos gustó :

- Participar en el German Open
- Los baños termales de Cannstatt
- Las vistas de Schlossplatz desde Kuntsmuseum

  • Lo que menos nos gustó :

- Echamos en falta los típicos puestos alemanes de salchichas. Todo estaba lleno de kebaps, hamburguesas, puestos de brezels... demasiado pan.
- El agua nos pareció carísima, 3 euros por una botella de 500ml. y encima siempre con cuidado de que no te la dieran con gas, aún pidiendo "still water". Esto nos pasó compitiendo, se nos acabó el agua y la compramos allí, casi 10 euros pagamos por litro y medio!!! Supuestamente fuera de la botella decía "still water" pero llevaba gas. El camarero tuvo que probarla porque no se lo creía!


Gastos principales del viaje


- Avión : 135 €  (compañía Germanwings)
- Alojamiento : Habitación doble, 150 € por 3 noches


Si quieres aprovechar más tu viaje a Stuttgart, una buena opción es alargar tu estancia unos días para conocer algo más de Alemania. La ciudad de Stuttgart, es bien conocida por ser la puerta de entrada a la Selva Negra. Yo tengo muchísimas ganas de ir, pero esto suponía alquilar coche y el presupuesto se nos iba en esta ocasión, pero desde luego queda pendiente...
Si quieres otra opción más económica te proponemos, como hicimos nosotros, alargar tu estancia 2 ó 3 días más e ir a Múnich, que se encuentra a 2h. en tren desde allí, pero eso os lo contamos en el próximo post!


¿Has estado en Stuttgart? ¿ Sabías de o conocías esta competición?
¿Nos recomiendas más sitios para ver, algún alojamiento bueno, bonito y barato, o dónde comer?





Artículos relacionados con este viaje:

1º German Open Championships - Stuttgart