martes, 23 de febrero de 2016

Berlín me provoca...

Berlín me provoca de muchas maneras, y siento que me ha dejado en mi interior una ensalada de sensaciones, así que cuando me preguntan que tal nuestra escapada, si nos gustó la ciudad, pues no sé muy bien que contestar, ni que sí ni que no, sino todo lo contrario.

Empecé por querer poner un título a mis días en Berlín y no tenía muy claro porque decantarme...

- Berlín y los hombres de gris
- 50 sombras de Berlín

O simplemente al final vislumbrar toda la gama cromática, y dejarme llevar por todas las impresiones y sensaciones, así que me decidí por...

- Berlín me provoca...

http://picasion.com/

Este es un post muy subjetivo y personal, así que si tú también has estado en esta ciudad, quizás no opines lo mismo que yo; y si no has ido, mejor no me hagas mucho caso porque nuestra escapada ha sido breve y quizás nos llevemos una imagen no del todo acertada, o lo que es seguro incompleta para juzgar.

Sea lo que sea vomitémoslo. Allá vamos...


Ilusión

Como todo viaje siempre empieza con ilusión, y sobretodo si es un destino nuevo que no conoces y es de esos que tenías apuntados en tu lista "lugares que conocer algún día". Porque sí, he de confesar que aunque el buscador de viajes de skyscanner nos lo puso fácil con una oferta que no podíamos dejar escapar, siempre he tenido muchísimas ganas de ir!

De todas formas es una ciudad que no conoces, pero un país en el que ya has estado y del que tienes buenos recuerdos que vienen aderezados de mucha cerveza y con sabor a salchicha. Estas casi segura que te va a gustar, porque además esta ciudad tiene mucho que contarte!

Y si las historias vienen acompañadas de currywurst, mejor!



Curiosidad

Llamémoslo curiosidad o querer saber más. Recuerdo muy bien de pequeña la caída del muro, y lo difícil que me resultaba poder imaginar como un buen día se alzó un muro que dejó dividida a una ciudad, familias y amigos a un lado y a otro. Como parte de mi familia siempre la he tenido lejos en España, intentaba imaginarme si pasara lo mismo y no los pudiera volver a ver!!! Qué drama y qué horror, no? En aquella época además surgieron muchas películas, algunas incluso basadas en hechos reales que quisé ver y que avivaban mi curiosidad. Cuando todo terminó, pensé que algún día tendría que conocer aquel lugar, ver aquel muro derribado del que muchos se llevaban una pieza en recuerdo, saber más para intentar entender, si es que lo que ocurrió se puede entender...


Pero el muro no fue lo único que acabó por despertar en mi curiosidad, pasear por Berlín puede ser todo un desafío para los curiosos. Si sigues leyendo verás a que me refiero ...



Tristeza

Berlín te hará vivir su historia, y si ya te parecía triste lo que se vivió, espérate a estar allí para que este sentimiento en muchas ocasiones te invada. ¿Pero cuánto ha sufrido esta gente? ¿En algún momento tuvieron algún respiro? Si nos remontamos años y casi siglos, todo va encadenado, desde la Guerra de los Siete Años, este pueblo quiso conquistar e ir ganando terreno como fuera, y a costa de lo que fuera. Berlín se convirtió en la capital de la Alemania nazi, vivió una Segunda Guerra Mundial en la que la mayor parte de la ciudad quedó arrasada, y ya para colmo por si parecía que la cosa pudiera calmarse "un poco" al acabar el régimen nazi, la ciudad queda divida por varias fuerzas de distintos países, EEUU, Francia, Inglaterra y Rusia, y les levantan un muro quedando dividida la ciudad en dos!!! ¿Cuánta gente murió intentando pasar al otro lado? ¿Cuántas vidas y familias rotas?
Y el muro quizás fue su última pena, pero el calvario de la época nazi y lo que hicieron con todos los judíos, homosexuales y todos aquellos que ellos consideraban que pudieran poner en peligro su "raza aria" no tiene nombre.


Un momento estremecedor fue el que sentimos durante nuestra visita al Museo Judío al entrar en el espacio vacío que creó el artista israelí Menashe Kadishman y al que llamó "Memory Void" (Vacío de la Memoria). El suelo estaba cubierto por más de 10.000 caras de sufrimiento hechas en acero, y que representaban a todas las víctimas inocentes. Al principio no teníamos claro si se podía o no acceder al espacio, o solo contemplarlo, pero estaba allí a propósito, y de hecho es el único accesible. A cada paso que dabas el sonido que producía era un grito de dolor, que se te clavaba y que dificilmente haría que cayera en el olvido.


Impotencia


La impotencia está directamente relacionada con la tristeza. Cuánto más sentía de una, más me provocaba la otra. Una historia tan relativamente reciente, que mucha de la gente de la que vimos pasear por la ciudad tuvo que conocer, y supongo que ver aquellos rostros que vimos en la fotografías expuestos tienen que provocar como poco odio. Ojalá algunos levantaran cabeza para que vieran que en la historia y memoria no se recuerdan como héroes sino como sanguinarios, monstruos, y cobardes!

Esto también me hace recordar, que el pueblo, al fin y al cabo, es un títere en manos de quien sube al poder... y que la historia se repite and so on en otros lugares del planeta...


Frialdad

Los alemanes siempre han tenido la fama o la etiqueta de fríos y cuadriculados. He conocido varios durante mis viajes e incluso viajado con ellos, y algunos cumplían estas características, otros no. Lo que quiero decir que esto son solo estereotipos que no tienen porque ser así, y que incluso en nuestro viaje a Múnich nos parecieron justo todo lo contrario, unos cachondos, siempre gastando bromas y que les iba mucho la fiesta. Será la diferencia del norte y del sur, pero en Berlín los encontramos muy alemanes, muy fríos y muy grises. Quizás el frío invierno, y el cielo en muchos momentos plomizo, no ayudó mucho a esta sensación, pero nos parecía que costaba robarles una sonrisa. Quizás esa tristeza y esa impotencia de la que hablaba antes, y de la que ellos forman parte, les haga mantenerse en un luto permanente.

Puente de Oberbaum

Pero entonces, en toda esa gama de grises (ropas, edificios, monumentos... ) de repente, las paredes rompen el gris y se convierten en lienzos que es difícil que no capten tu atención, por no decir de los muchos jóvenes que el único toque de color que tenían era el color estridente de su pelo, en azul, verde o cual se le antojara... Pasear en Berlín se convierte en una caja de sorpresas!


Y así esta ciudad, a pesar de los sentimientos grises que provoca, se muestra contradictoriamente...


Expresiva

Berlín cuenta historias en cada paso que das por la ciudad, quiere que sepas lo que un día ocurrió allí, y quiere que no se olvide. A veces lo hace con ironía en sus pintadas, otras veces son restos que muestran lo que allí sucedió.



Cultural

¡¡¿Sabías que cuenta con 175 museos?!! Los amantes de este tipo de visita cultural en la ciudad se van a quedar muy cortos con tres días. Los hay que hablan de la Segunda Guerra Mundial, sobre el Muro de Berlín, y sobre el régimen nazi, pero también los hay que guardan grandes colecciones de importancia histórica como son los 5 museos que forman la "Isla de los Museos" y que están considerados Patrimonio de la Humanidad. Aquí, por ejemplo, se puede llegar a ver el Busto de Nefertiti o el Altar de Pérgamo, reconstruido a escala natural. Y aparte de todo esto, museos de entretenimiento, con cosas más banales pero que caracterizan a este país, como el museo de la salchicha más famosa de esta ciudad, el Currywurst Museum, o el Trabi Museum que nos cuenta todo sobre este coche convertido en un icono de la Alemania comunista.

Isla de los Museos


Artística y Alternativa

Berlín es bien conocida por haberse convertido en un referente en Europa del street art. El gris, del que hablábamos, constantemente se rompe por pinceladas de color que salpican la ciudad. Y no solo me refiero al East Side Gallery donde tras la caída del muro numerosos artistas han querido dejar en él su huella, sino que los graffitis se extienden por toda la ciudad. Las mejores zonas para disfrutar de ellos son Kreuzberg, Friedrichshain y Mitte, así que estate atento y no guardes la cámara!




Joven y en continuo movimiento

Berlín es una ciudad joven, en la que nos extraño no ver casi gente mayor. Muchos jóvenes alemanes en movimiento se entremezclaban con la gran cantidad de turismo, y con jóvenes emigrantes de otros países como España que van buscando nuevas oportunidades.

Nos faltaron los jubilados alemanes que debían estar en nuestro Mediterráneo tomando el sol.



Definitivamente es difícil definir a Berlín porque es contradictoria, y porque de alguna manera representa pasado, presente y futuro a la vez. 

Si quieres disfrutar de todo esto que te contamos en el post dale al play...

                           


Y a tí, ¿qué te provoca Berlín?




Artículos relacionados con este viaje:
1º Berlín me provoca...

8 comentarios:

  1. Berlín es INCREÍBLE!. Tiene de todo y es como tu dices, provoca muchísimas sensaciones. Nada más bajar del avión es una ciudad cuya historia se te mete dentro en el segundo 1. Aparte de que Alemania es un país que me tiene cautivada, Berlín por mucho que vayas sientes que siempre te dejas cosas interesantísimas por ver. De verdad que tengo la necesidad de volver porque se me hizo muy corto mi viaje. Y por supuesto lo recomiendo 100%. Un besito a todos!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Noemi ;-) Tanto antes de ir, como ahora que ya he ido, sigo pensando que son de esos sitios que uno tiene que ir alguna vez en la vida para conocerlo, aunque sea solo por toda la historia que allí se vivió! A nosotros también se nos quedó corta nuestra escapada y con muchas cosas que ver para la próxima jejejej

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Como ya comenté en el blog, es una de las ciudades que mas nos ha hecho pensar en el pasado. Darle vueltas a la condición humana y de lo que somos capaces...
    Es una ciudad que ha tenido la capacidad de ensombrecer nuestro rostro, reflexionando sobre todo lo malo. Pero a la vez nos sorprendía con un ambiente lleno de vida y color...el barrio donde estuvimos es muy alternativo y el ambiente era increíble..
    sin duda, un amezcla de sensaciones!
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasear por Berlin despierta muchos sentimientos porque te hace participe de su historia, pero como tu dices ese ambiente alternativo acaba a su vez también convirtiendola en una caja de sorpresas! Y eso me encanta! ;-)

      Eliminar
  3. Me encantan tus relatos, Grace. Es que se nota que lo vives y lo escribes con el corazón. Berlín es una ciudad que estoy deseando conocer y sé que me va a provocar todas esas sensaciones que tan bien plasmas en esta entrada. Tengo la sensación de que, más que una ciudad bonita como pueden serlo otras ciudades Europeas, es su historia reciente lo que más atrapa de Berlín ¿Me equivoco?

    Por cierto, fenomenal el vídeo. Me ha encantado :-D

    Sigue narrando, Grace :-)
    ¡Abrazote enoorme para los dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Eva!!! 😚 Berlin pedía un post de sensaciones y sentimientos, y lo tuve claro desde el primer momento. Berlin es...muy intenso. Creo que a ti te encantará porque además eres de las que te gusta leer mucho sobre la historia y relatos de distintos paises, y Berlin es precisamente eso, historia pura. Personalmente, y como muy bien dices, no fue una ciudad que destacaría por su belleza, por ser una ciudad bonita, sino por todo lo que te provoca, porque te hace vivir su historia y por su ambiente bohemio, alternativo y artístico ;-)

      Un besazo

      Eliminar
  4. Menuda descripción de Berlín!! De las mejores que he leído, porque no hemos estado alli y ahora me parece conocerla algo más....La parte gris me ha recordado a Zurich, muy gris también y muy estereotipo alemán sin serlo. La tenemos en "to do" o "to visit" más bien....Geeenial post!!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Berlín, sea en blanco y negro o a color, hay que conocerlo ;-)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...