miércoles, 25 de diciembre de 2013

New York, New York

Siempre había tenido ganas de pasar unas navidades en Nueva York. Pasear por esas calles que hemos visto una y mil veces en las películas decoradas de Navidad, algo para lo que los americanos son bastante exagerados y no escatiman en pequeños detalles, o ir a patinar  al Rockefeller Center y ver su inmenso árbol de Navidad, o incluso con un poco de suerte si nos nevaba tendríamos esas perfectas "White Christmas" al más puro estilo americano!


Fechas
Del 25 al 30 de Diciembre del 2012
Sería una escapada de 5 días que nos permitiría ver los puntos más destacados de la Gran Manzana.

Vuelos
Con varios meses de antelación nos pusimos a buscar vuelos, y en Septiembre la oferta creo que no podía ser mejor. El vuelo Asturias-Madrid-Nueva York  i/v nos salía por 475 euros.
Supongo que cuánto antes se compran mejores precios se tienen, pero estos precios para unas fechas navideñas nos parecían geniales.

Visado
Para poder entrar en los EEUU como turista es necesario un visado electrónico, ESTA, que se puede sacar online, con un coste de unos 11 euros y con una validez de dos años para poder entrar y salir del país.

Alojamiento

El alojamiento fue el punto más complicado del viaje. De hecho, si hubiera echado un vistazo a los precios del alojamiento antes de mirar vuelos, probablemente hubiera decidido descartar el viaje. Nunca antes había tenido que pagar tanto por un alojamiento en un viaje!!! Claro que se trataba de Nueva York y de las Navidades
Yo no soy de grandes lujos, me vale cualquier hostel básico y limpio, y con baño compartido, pero encontrar algo así por un módico precio es difícil cuando se trata de Navidad. Los que mejor estaban por precio y localización estaban ya llenos con meses de antelación. A partir del 28 de diciembre la cosa aún se complicaba más, muchos ocupación completa y los que quedaban esos días subían precios, llegando a duplicarlos en los día previos a la Noche Vieja. Para que os hagáis una idea, un albergue algo alejado del centro, en dormitorios con baño compartido, la noche rondaba los 50 euros por persona y día! Ya que era además un viaje familiar, y también buscábamos algo de comodidad, esto en principio quedaba descartado. Por primera vez intenté buscar un apartamento a través de airnb, y había algunas cosas interesantes, pero el hecho de que no contestaran los particulares no me daba confianza de esperarme hasta el último momento y luego no tener nada, y más viendo como estaba la oferta.
Finalmente encontramos en el hotel The Pod 39, lo que buscábamos, aunque hubiéramos deseado algo más barato. Ya que las noches no tenían todas el mismo precio, la media nos salió por unos 100 euros por persona día!!! Me parece un escándolo aún hoy cuando lo escribo, pero puedo aseguraros que en esas fechas era un precio medio, la ubicación era perfecta porque era en pleno centro, y las habitaciones aunque había que entrar de lado de lo pequeñas que eran, se puede decir que todo estaba muy limpio, nuevo, con una decoración muy minimalista, y hasta con baño en la habitación! así q no podíamos pedir más...

El Viaje: New York, New York

25 de Diciembre 2012

Nuestro vuelo salía muy temprano de Asturias, pero hoy era de esos días a los que uno no le importa madrugar. A pesar de parecer que perderíamos el día de Navidad metidos en un avión, lo bueno de la diferencia horaria, 6 horas menos en Nueva York, era que cuando llegáramos sería medio día, con lo que aún nos quedaría día para disfrutar de un día de Navidad de lo más especial.

¿Cómo llegar del aeropuerto JFK  hasta Manhattan?

La forma más económica y fácil es cogiendo el Airtrain ($5) hasta Jamaica Station, y desde allí pagando un billete sencillo de metro ($2'5) que ya te lleva a la parte de la ciudad que desees. En nuestro caso, cogeríamos la línea azul hasta Midtown la cual nos dejaría en Grand Central Station.


Otras opciones son en bus ($15) o en taxi que suele tener un precio fijo $45, a los que hay que sumarle $5 de peaje y la propina, así que calcular que puede salir entre $50-$60.

Es interesante hacerse con una MetroCard cuando uno llega, para poder moverse cómodamente por Nueva York. Además ahorrarás bastante dinero si tienes pensado coger metros y buses. Depende del tiempo que vas a estar puede interesarte la MetroCard con viajes ilimitados durante una semana por $29, o comprar una de 10 viajes por $25 y cada vez que recarges $5 te dan un 5% de crédito gratis. Esta última tarjeta pueden usarla hasta 4 personas.

En poco más de 45 minutos llegábamos a Grand Central Station, y empezaba nuestro viaje navideño! Aquel que tantas veces había imaginado! Yo esperaba ansiosa al salir del tren esa pedazo estación que en tantas películas había visto, pero no me digas por dónde salimos, que en vez de salir por la entrada principal, lo hicimos por la parte más cutre. Una sensación de desencanto y de decir "pero dónde está?" , a la vez que me sentía empujada por la gente hacia la calle.
Un aire frío y helador nos daba la bienvenida, y mientras sacábamos un mapa para situarnos y dirigirnos al hotel, alzamos la vista buscando el nombre de alguna calle, y allí asomaba entre los rascacielos de la  Gran Manzana, el famoso edificio Chrysler.
A pesar del largo viaje, sentía la necesidad de llegar pronto al hotel para dejar todo y empezar a explorar. Qué ganas! En menos de 10 minutos ya estábamos en nuestro hotel situado entre la 3ª y 4ª Avenida con E39. Pronto nos habituaríamos a que las calles en Manhattan no tienen nombres, son todos números, que cuentan respecto a la famosa Quinta Avenida, la cual divide la ciudad en dos partes: este y oeste.

(Pincha en el mapa para ampliar)

Estábamos relativamente cerca de las principales atracciones de la ciudad, así que para un día largo como estaba siendo hoy, lo mejor era dar una primera vuelta por la zona, y dejarse invadir por el espíritu navideño de la ciudad de Nueva York, que aún se veía más bonita cuando la luz comenzaba a bajar.
Si uno tiene una imagen de Nueva York en navidad ese es el Rockefeller Center con su inmenso árbol de Navidad, así que hacia allí nos dirigimos. Al poco de salir del hotel, haciendo esquina con la Avenida de la Américas estaba el Bryant Park, con su mercadillo navideño y su pista de patinaje gratuita. Nos dimos una vuelta entre los puestos navideños. Todo estaba precioso y a rebosar de gente.


Aunque si esto nos parecía lleno, el Rockefeller Center estaba imposible, apenas se podía avanzar en la calle de la gente que había, así que pronto dejamos esta zona, para verla con algo más de tranquilidad en otro momento.


A la vuelta nos paseamos por Time Square, y la primera impresión fue la de una explosión de luces de neón que uno no sabía ni hacia donde mirar.


Ahora sí que el cansancio se empezaba a notar, así que buscamos un sitio donde cenar y a descansar, que mañana empezaba lo bueno...
Un buen paseo que nos sirvió para abrir boca a lo que íbamos a ver en los siguientes días.

                                                                                                      to be continued...
                                                                                          




2 comentarios:

  1. Nueva York... una ciudad que enamora, nos encantaría conocerla en navidad tal y como hicisteis vosotros, nos habéis puesto los dientes largos.
    Jesús y Vero , Vero4travel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si tenéis la oportunidad merece la pena, y en Navidad está preciosa, os va a encantar!! ;-)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...